Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Telefónica, Amadeus, Grifols, Acciona, Indra y Repsol, entre las 1.000 empresas más innovadoras del mundo

Telefónica, Amadeus, Grifols, Iberdrola, Acciona, Indra y Repsol son las siete compañías españolas incluidas en el grupo de las 1.000 compañías del mundo que más dinero invierten en I+D+i.
Estas compañías han invertido en 2016 un total de 2.539 millones de dólares (2.329 millones de euros), según se aprecia en el informe '2016 Global Innovation 1.000', elaborado por la consultora de estrategia de PwC.
El estudio muestra que, entre 2015 y 2016, la inversión en I+D de las 1.000 empresas que más dedican a innovación en el mundo fue de 680.000 millones de dólares (629.630 millones de euros).
En lo más alto de la clasificación de las empresas más innovadoras figuran corporaciones de la talla de Volkswagen, Samsung, Amazon, Google e Intel.
El informe constata que la forma en la que invierten en innovación las mayores empresas del mundo está cambiando. Si tradicionalmente dedicaban gran parte de su presupuesto en I+D a la mejora de sus productos físicos, durante los próximos años van a centrar la mayoría de su esfuerzo en el desarrollo de software y de nuevos servicios.
En 2020, la inversión en innovación en productos físicos solo supondrá el 37% de la inversión total en I+D, cuando en 2010 el porcentaje era del 46%, mientras que la destinada al desarrollo de software y servicios crecerá hasta el 63%.
Las grandes compañías norteamericanas son las que están liderando esta transformación, hasta el punto de que, de las 1.000 compañías analizadas, 381 son norteamericanas, 33 más que en la edición de año pasado, mientras que las europeas caen de 244 a 223.
Con este cambio de estrategia, las empresas buscan seguir siendo competitivas, aumentar sus ingresos, cumplir con las expectativas de los clientes y aumentar sus márgenes.
El cambio de rumbo de las inversiones en innovación está provocando también un cambio en los perfiles profesionales que van a demandar las empresas.
Se espera que, en 2020, el número de empresas que consideran a los ingenieros electrónicos como su principal prioridad a la hora de contratar, caiga un 35%, mientras que aumentará del 8% al 16% las compañías en las que el colectivo de ingenieros de datos sea el más importante.
Los ingresos de las empresas que más invirtieron a nivel mundial en I+D caen casi un 12% en 2016, arrastrados por las empresas de energía y química y el fuerte descenso del precio del petróleo.