Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El cierre de Spanair supone la destrucción de cerca de 5.000 puestos de trabajo

El comité de empresa de Spanair pide a la Generalitat que "asuma su responsabilidad"

"La quiebra es producto de una deficiente gestión empresarial", dice Sepla

Los afectados por Spanair consideran "indignantes" las alternativas en Barajas

Spanair dejará en tierra a 22.771 pasajeros durante todo el fin de semana

El cierre de la compañía supone que cerca de 5.000 empleados se queden en la calle. La Unión Sindical Obrera de Catalunya (USOC), el primer sindicato en representación en el comité de empresa de Spanair, ha pedido a la Generalitat que "asuma su responsabilidad" sobre el futuro de los trabajadores de la aerolínea tras su quiebra. Spanair dejará en tierra a 22.771 pasajeros durante este fin de semana, el 85 por ciento de ellos en los aeropuertos de El Prat (Barcelona) y Barajas (Madrid), donde se concentra la mayor parte de la operativa de la aerolínea.
En un comunicado este sábado, cifra entre 4.000 y 5.000 los empleos directos e indirectos que dependían de la compañía, y asegura que el cese de operaciones ha sido "del todo inesperado" para la plantilla. Los trabajadores, que "esperan que la situación aun pueda revertirse", reclaman información directa sobre la situación actual y su futuro.
Tras el fin de la apuesta política y empresarial por Spanair, han indicado que se abren muchas incógnitas sobre el futuro de la estrategia de transportes del Aeropuerto de El Prat. "Consideramos que este escenario aleja de Catalunya el centro de decisiones político y estratégico sobre esta cuestión", han lamentado.
"Mala gestión empresarial"
"La quiebra no es más que un producto de una deficiente gestión empresarial, a la que se añade una competencia desleal permitida y promovida por las administraciones a la hora de dar y regalar subvenciones a determinadas compañías", ha asegurado Lozano visiblemente molesto, para después lamentar que esta política ha llegado a "distorsionar" el mercado aéreo español.
El presidente del Sepla, Javier Martínez, ha elevado a 3.000 el número de empleados de Spanair afectados, de los cuales unos 300 son pilotos. "Estamos consternados, la noticia ha sido un bombazo", subrayó. Por ello, Lozano ha reclamado a las administraciones públicas "tomar nota" con el fin de rectificar el camino iniciado con las subvenciones y evitar nuevas quiebras en el sector.
Además, el director en España de Ifalpa ha sugerido que otras compañías estaban interesadas en el cierre de Spanair, y para ello ha recordado que el presidente de Iberia, Antonio Vázquez, y el de Ryanair, Michael O'Leary, ya anticiparon la quiebra de la aerolínea catalana. "Me da la sensación de que alguien se está beneficiando de la quiebra de Spanair", ha deslizado.
Por su parte, el secretario general del Sepla, José María Iscar, ha echado en cara a las autoridades que se hayan preocupado más por crear "aeropuertos sin pasajeros" en lugar de generar un "mercado deseable" sin subvenciones.
Indignación en Barajas
Los viajeros afectados por el cese total de operaciones de la compañía aérea Spanair han acudido a las oficinas de la aerolínea situadas en el aeropuerto de Madrid Barajas para conseguir una solución que les lleve de vuelta a su lugar de destino. Los afectados consideran "indignante" que la compañía no dé ninguna explicación que solucione el problema de los viajeros.
Spanair mantiene abiertas 13 oficinas de atención al cliente, todas a excepción de las de Palma de Mallorca y Gran Canaria. La de Barcelona ha sido la primera en abrir, a las 4.45 horas, y la de Madrid lo ha hecho a las 5.30 horas.