Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sindicatos creen que la garantía juvenil "fracasará" sin diálogo social y piden que se abra la negociación

CC.OO. y UGT creen que "sin diálogo social el Plan de Garantía Juvenil fracasará", por lo que han exigido al Gobierno que abra la negociación en esta materia para acordar las medidas necesarias para hacer de este sistema un proyecto "eficaz" que genere empleos "de calidad" para los menores de 30 años.
En un comunicado, ambas organizaciones sindicales han resaltado que las medidas convalidadas hoy en el Congreso por la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, son "insuficientes" y no parten de un análisis "adecuado" que permita evaluar los resultados que se han obtenido hasta el momento.
En este contexto, las organizaciones sindicales han pedido al Ejecutivo que cumpla con el compromiso que adquirió de abrir una mesa de negociación que mejore el sistema y que ejecute las medidas para la ampliación que discutió y adoptó en el mes de diciembre.
Este martes, la ministra ha avanzado en el Congreso que gracias a las medidas contempladas en el decreto ley de medidas urgentes para el impulso del sistema nacional de Garantía Juvenil, el número de inscritos en el sistema se ha incrementado en 500 jóvenes al día, con un total de 13.897 adheridos.
Así, la titular de Empleo y Seguridad Social también ha marcado la necesidad de darle un "nuevo impulso" a la Garantía Juvenil con medidas en materia de inscripción y simplificando los requisitos de acceso al sistema, ya que antes hacían falta tres meses o 30 días sin estar recibiendo formación o trabajando, mientras que ahora basta con no haberlo hecho el día anterior a la solicitud de inscripción.
Para CC.OO. y UGT, el plan del Gobierno cuenta con algunas "medidas positivas", pero estas serán "inútiles" si el Gobierno sigue concentrando sus esfuerzos en "maquillar" los datos de empleo juvenil y no se implica en proporcionar una solución para combatir los niveles de "exclusión social" que sufre este colectivo.
Sindicatos creen que es "imprescindible" que el Ejecutivo consensúe este plan en el ámbito tripartito. Las organizaciones sindicales consideran que si el Gobierno vuelve a la senda de la unilateralidad, no se hará una política eficaz para el empleo y condenará a los jóvenes a un mercado laboral "precario, temporal, con salarios de miseria y con mayores niveles de desigualdad y pobreza, hipotecando a futuras generaciones".