Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un total de 8 Sicav se han creado hasta octubre, frente a las 235 constituidas en 2014

La creación de Sicav (Sociedad de Inversión de Capital Variable) en España ha experimentado un descenso significativo, al pasar de las 235 firmas constituidas en 2014 a las 8 que se han creado en los 10 primeros meses de 2016, según un estudio publicado por Informa D&B.
La cifra de creación de Sicav en 2014 marcó máximos históricos debido a la recuperación de los mercados financieros, y supuso un incremento del 85% respecto a 2013.
No obstante, desde el pasado año, la tendencia en la creación de Sicav cambiaba de rumbo. En 2015 se crearon 120, un 49% menos con respecto al año anterior, pero muy por encima de las 8 constituidas este año.
En este contexto, las disoluciones de Sicav han invertido su tendencia. Hasta el pasado año se mantenían relativamente bajas, mientras que, en 2016, el número de disoluciones ha superado al de constituciones. Las disoluciones se han multiplicado por seis desde el pasado año. Solo en el mes de septiembre se han registrado 16 ceses.
Según explica Nathalie Gianese, directora de Estudios de Informa D&B, la explicación a todo ello está en las propuestas de reforma del régimen de Sicav de los principales partidos políticos.
El PP, con el fin de garantizar el carácter colectivo de estas sociedades, propone considerar como accionista solo a aquellos que tengan más del 0,55% del capital. Mientras que, por su lado, el PSOE pretende incrementar el control sobre ellas, dando mayor poder de inspección a la Agencia Tributaria (actualmente están supervisadas por la CNMV), acotando la participación máxima de cada imversor y fijando un periodo límite de permanencia de las plusvalías acumuladas sin tributar.
Ciudadanos también propone devolver el control fiscal de las Sicav a la Agencia Tributaria, al igual que Podemos. El partido que preside Albert Rivera propone cambiar la tributación al 1% para el tipo general del impuesto de sociedades. Mientras que, el partido de Pablo Iglesias, pretende controlar el número real y efectivo de socios, establecer un periodo máximo de permanencia para las plusvalías acumuladas y marcar un porcentaje de participación y aportación para cada inversión limitado.