Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Shell vende su negocio de arenas bituminosas en Canadá por 6.870 millones para reducir deuda

La petrolera anglo holandesa Royal Dutch Shell ha llegado a una serie de acuerdos por los que se deshará prácticamente de todo su negocio de arenas bituminosas (petrolíferas) en Canadá a cambio de 7.250 millones de dólares (6.870 millones de euros), que la multinacional destinará a reducir su deuda.
En un primer acuerdo, Shell venderá a una filial de Canadian Natural Resources su participación del 60% en Athabasca Oil Sands Project (AOSP), además del 100% de su interés en los activos de Peace River Complex y varios campos de arenas bituminosas sin desarrollar en Alberta (Canadá) por 8.500 millones de dólares (8.047 millones de euros), incluyendo 5.400 millones de dólares (5.112 millones de euros) en efectivo y 98 millones de acciones de Canadian Natural cuyo valor actual es de 3.100 millones de dólares (2.934 millones de euros).
En un segundo acuerdo, Shell y Canadian Natural adquirirán de forma conjunta y controlarán Marathon Oil Canada Corporation (MOCC), compañía propietaria del 20% de AOSP. Las dos empresas pagarán 2.500 millones de dólares en efectivo (2.367 millones de euros) a Marathon Oil Corporation, de esta cifra, Shell aportará la mitad.
"Este acuerdo representa un paso significativo en la reforma de la cartera de Shell en línea con nuestra estrategia a largo plazo", indicó el consejero delegado de Shell, Ben van Beurden, subrayando que los acuerdos supondrán una significativa contribución al objetivo de desinversiones de 30.000 millones de dólares (28.402 millones de euros) fijado por la compañía.
Shell precisó que estas operaciones, que espera completar a mediados de 2017, resultarán en una amortización neta de entre 1.300 y 1.500 millones de dólares (1.230 y 1.420 millones de euros).