Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sevilla (Bankia) considera "muy positiva" la reforma hipotecaria y dice que reducirá los litigios

El consejero delegado de Bankia, José Sevilla, ha afirmado que el anteproyecto de ley de la reforma hipotecaria, que se ha hecho público esta semana, es "muy positivo", ya que todo lo que sea aclarar las "reglas del juego" hipotecario "aumenta la transparencia y la seguridad" de todos los involucrados en este mercado.
"No creo que el texto sea descafeinado, tiene reformas de calado, profundas e importantes. Hay cambios relevantes en todos los ámbitos", ha apuntado el directivo durante la presentación de los resultados semestrales de la entidad, que reflejan un beneficio de 514 millones de euros, lo que supone un 6,7% más que en la primera mitad del ejercicio anterior.
El 'número dos' de la entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri ha puesto en valor que la reforma evitará los litigios en torno al mercado hipotecario. "Me parece que es bueno que tengamos unas normas claras a futuro, transparentes, y que evitemos toda la litigiosidad en torno al sistema hipotecario", ha explicado.
"Tenemos un sistema hipotecario que ha funcionado y funciona muy bien, que ha dado hipotecas a un porcentaje de la población muy superior a nuestro entorno, a unos precios que son los más baratos de Europa y eso lo tenemos que preservar entre todos", ha señalado Sevilla, para quien "todo lo que vaya en esa línea es bienvenido".
El anteproyecto de ley limita las comisiones por amortización anticipada del préstamo entre el 0,5% y el 0% en el caso de hipotecas a tipo variable y el 3% y el 4% en las de tipo fijo, una novedad que, según Sevilla, no afecta a Bankia, ya que las hipotecas de la entidad no cobran comisiones por este concepto.
En su opinión, los clientes que a día de hoy contraten hipotecas a tipo fijo tendrán, debido a la perspectiva de subidas de los tipos de interés, "menos tentaciones" de cambiar a préstamos a tipo variable, ya que "están contratando hipotecas con tipos de interés históricamente bajos".
Sevilla considera que la reforma creará un entorno de "mayor certidumbre" con unas "reglas del juego definidas" y ha rechazado que la reforma vaya a encarecer el crédito hipotecario, alegando que "para bien o para mal" la competencia "se encarga siempre de acabar reduciendo los márgenes".