Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sevilla (Bankia) pide "no engañarse" subiendo comisiones como vía para superar los problemas de rentabilidad

Anticipa una nueva ronda de fusiones condicionada por la necesidad de que los bancos sean rentables en el largo plazo
El consejero delegado de Bankia, José Sevilla, ha considerado un "error estratégico" subir las comisiones bancarias como solución a los problemas de rentabilidad que arrastran las entidades por la dificultad del negocio, por lo que ha pedido "no engañarse" y ha advertido de que esta política "molesta" a los clientes.
Estas declaraciones de Sevilla llegan pocos días después del anuncio de Banco Santander de que cobrará a partir del próximo 12 de febrero una tarifa única de tres euros por un 'pack' de tres tarjetas (débito, crédito y revolving), aunque los clientes de la 'Cuenta 1,2,3' o de la cuenta sin remunerar 'Día a Día' cumplan con determinadas condiciones.
"Las comisiones que se cobran sin un gran valor añadido lo que hacen es molestar a los clientes", ha afirmado durante su intervención en un encuentro financiero organizado por el IESE y EY. "Nos engañaríamos pensando que los problemas de rentabilidad se van a resolver por un incremento de comisiones", ha apostillado.
El consejero delegado de Bankia ha avisado de que cobrar, por ejemplo, por apuntes bancarios en lugar de ganar la confianza del cliente provoca el "rechazo" de estos en el medio plazo. Por ello, ha pedido una reflexión en el sector no sobre las comisiones, sino más bien sobre si el precio del crédito ofrece una rentabilidad aceptable en función del coste del capital.
Bankia sigue una estrategia de comisiones cero a sus clientes particulares y autónomos que domicialicen sus ingresos en la entidad. En este sentido, ha aludido a un informe del BCE sobre las comisiones, en el que ha asegurado no se tiene claro que los bancos que cobran más comisiones garanticen mayor estabilidad financiera.
Sevilla ha aprovechado para contradecir al subgobernador del Banco de España, Fernando Restoy, quien ha sugerido elevar las comisiones como alternativa para mejorar el margen financiero. "La experiencia no está tan clara", ha apuntado el consejero delegado de Bankia, quien ha insistido en que el BCE cifra en un informe que el 26% de los ingresos de los bancos europeos procede de las comisiones.
En este sentido, ha afirmado que la nueva ronda de fusiones estará condicionada por una reflexión sobre la rentabilidad en el largo plazo. "Los bancos tienen que ser rentables", ha aseverado, para después apuntar que el regulador obliga a la banca a ser rentables por las exigencias sobre capital. "Una rentabilidad para empatar el coste de capital", ha agregado.
Sevilla ha considerado que las integraciones se derivarán de económicas de escala de costes y ante las necesidades de emitir nuevos instrumentos en el mercado para cumplir con la nueva regulación de resolución sobre asunción de pérdidas. "Lo normal es pensar que una mayor consolidación del sector se vaya produciendo", ha indicado.
ACABAR REGULACIÓN PARA FUSIONES PANAEUROPEAS.
Para que las fusiones sean transfronterizas, el consejero delegado de Bankia cree que primero se debe acabar con la regulación y ha abogado por una homogenización contable y por una integración fiscal. "Es muy difícil que un banco se embarque en una operación panaeuropea sin saber cuánto capital tiene que utilizar en el futuro", ha advertido.
Por último, ha confiado en que la política monetaria se acabará normalizando en los próximos años, lo que ayudará a la cuenta de resultados de los bancos. "A veces los bancos somos un poco quejicas", ha admitido para aplaudir los efectos positivos de la política de bajos tipos de interés en la economía y en el pago de deudas.