Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 8% de los envíos de Seur, fruto del e-commerce de pymes, que demandan trato personalizado y fácil gestión

La compañía considera que el éxito de las tiendas online depende, "en gran medida", de la alianza entre vendedor y su socio logístico
El 8% del volumen de operaciones de Seur son envíos resultantes del comercio electrónico de pequeñas y medianas empresas que, según la compañía de transporte urgente, demandan a sus socios logísticos trato personalizado y facilidades en envíos y devoluciones.
En total, el año pasado Seur realizó 9 millones de envíos fruto del negocio online de pymes, según datos facilitaros a Europa Press por la compañía, que señala que entre un 10% y un 15% de sus clientes son pymes con comercio electrónico.
El director de Clientes de Seur, David Sastre, ha recordado que una de cada cuatro pymes españolas ya vende a través de internet y ha añadido que éstas también valoran enormemente que las compañías logísticas sean capaces de integrarse en sus sistemas, facilitándoles así la gestión de sus envíos y devoluciones y que "más que un proveedor, mantengan una relación de partner, ayudándoles a crecer y a conocer los principales aspectos de la logística para el e-commerce".
"Acortar los tiempos de entrega, disponer de información completa y transparente de todo el proceso y ofrecer una solución eficiente de devoluciones son también requisitos fundamentales para las pequeñas y medianas empresas que venden online y buscan un socio logístico con el que trabajar", añade Sastre.
Conscientes, además, de que deben ofrecer varias opciones de entrega a sus clientes, las pymes también valoran muy positivamente que el socio logístico pueda ofrecerles diferentes opciones de urgencia y lugar de entrega. En este sentido, los conocidos como puntos de conveniencia ofrecen alternativas a través de tiendas de barrio, próximas a la población urbana y con amplios horarios de apertura, facilitando así la entrega y devolución de las compras online.
"A nadie se le escapa que todo lo que supone facilitar al cliente la recepción de sus pedidos, ofreciéndole una experiencia de cliente satisfactoria, se traducirá sin lugar a dudas en la fidelización de este", resume el responsable de Clientes de la compañía.
En consonancia con ello, el cliente final quiere el control total de sus envíos, es decir, decidir cuándo, dónde y cómo recibir su pedido. "Rapidez, agilidad, flexibilidad, interactividad y omnicanalidad son las cinco demandas principales del e-consumer", expone Sastre, que también señala que poder interactuar durante todo el proceso para realizar cambios en el lugar y hora de entrega de forma ágil y fácil es también una demanda común hoy en día.
LA SUPER URGENCIA.
Por último, en Seur apuntan a la "super urgencia" como otra de las grandes demandas de los últimos tiempos, donde el que compra por internet quiere su pedido en casa al instante.
"Antes era el cliente el que se adaptaba a los procesos de las compañías logísticas y esperaba a recibir su pedido. Hoy eso ha cambiado, estamos ante un nuevo paradigma en el que el cliente manda, él decide cuándo, cómo y dónde quiere recibir su pedido y eso nos obliga a ser capaces de adaptarnos rápidamente para cumplir con esas demandas", subraya.
LA LOGÍSTICA, "CLAVE EN LA COMPETITIVIDAD".
El análisis de las demandas y retos de tiendas y clientes del comercio digital lleva a Seur a defender que la logística y el transporte son "factores clave" para la "competitividad" que "se convierten en una valor diferencial y clave del éxito" de las tiendas online, ya que "hoy los clientes se informan de cuándo, cómo, dónde y quién le va a entregar su pedido antes de dar el último clic".
A nadie se le escapa que para captar más compradores, las tiendas online tienen que facilitar el proceso de compra a sus clientes, es decir, eliminar las limitaciones en la entrega y en las devoluciones, que los compradores no tendrían si compraran en una tienda física, y que el papel de la logística en este entorno online es "clave", concluye Sastre.