Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

De la Serna advierte de desvíos permanentes de tráficos en los puertos por el paro de la estiba

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha advertido del "grave riesgo" de que algunas de las empresas más importantes que operan en los puertos españoles decidan trasladarse a otros de manera "permanente" si se mantiene la huelga convocada por la huelga de estibadores.
"Las empresas se están amoldando, pero también se están trasladando a otros puertos, por ello insisto en el grave riesgo que supone que esas decisiones temporales se conviertan en permanentes", declaró el ministro en Luxemburgo, en donde asiste a un consejo de ministros europeos de Transportes.
El titular de Fomento ha considerado que "no hay ninguna razón" para que patronal y sindicatos se resistan a sentarse en la mesa de negociación para buscar soluciones y lograr un acuerdo.
El ministro ha avisado de que en los primeros avisos de huelga, algunas de las principales empresas afectadas indicaron que "no estarían en disposición de aguantar" situaciones de paro prolongadas y optarían por trasladar su actividad a otros puertos, como está ocurriendo, por ejemplo, con Tánger.
Es una "pésima noticia" que los sindicatos deberían "valorar", a juicio del ministro, ante el riesgo de que el efecto de los paros se prolongue "más allá del fin del periodo de huelga" y se cumpla la amenaza de traslado de actividad.
De la Serna ha asegurado en este sentido que las compañías contactadas apuntaron al principio de la crisis que podrían aguantar "días, no semanas", antes de optar por buscar otros puertos donde desarrollar su actividad.
El ministro declinó cuantificar el perjuicio de las jornadas de paro, porque se trata de una huelga "atípica, difícil de valorar", si bien ha adelantado que esperan ofrecer un balance más claro "a finales de semana".
En cualquier caso, ha añadido, la huelga supone un elemento "de presión" sobre las empresas que "no beneficia en nada al proceso" y debería de suspenderse para permitir la vuelta a la negociación.
"Estoy convencido de que si no existiera la huelga, el sector empresarial estaría sentado ya con los sindicatos y hablando de las cosas verdaderamente importantes", consideró.
"Hay bases suficientes y expresiones que se están lanzando tanto desde la patronal como de los sindicatos que inducen a pensar que se puede llegar a un acuerdo, porque ambos buscan el mantenimiento del empleo y la mejora de la productividad sistema portuario", concluyó.