Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

De la Serna confía en un acuerdo entre patronal y sindicatos de la estiba y rechaza medidas de presión

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha confiado en que la patronal y los sindicatos de los estibadores alcancen un acuerdo en las próximas reuniones que mantendrán porque "tienen todas las herramientas", tanto en el Real Decreto-Ley como en el Real Decreto, y ha indicado que se eliminen las "medidas de presión vía convocatoria de huelga".
"Hemos entregado herramientas como probablemente no haya tenido otro sector productivo para establecer acuerdos, que además pueden ser facilitados puerto a puerto, es decir, cierre de acuerdos empresariales con los sindicatos en cada uno de los diferentes puertos", ha detallado.
De la Serna ha sido preguntado por este asunto durante un encuentro con los medios en la visita que ha realizado este lunes a las operaciones de montaje de vía de alta velocidad que se desarrollan entre Cáceres y Mérida, donde ha resaltado que es "importante" que sindicatos y patronal "se sienten", que "dialoguen" y "traten de llegar a un acuerdo".
El titular de Fomento ha recordado "las facilidades que se han introducido" en el Real Decreto-Ley y en el Real Decreto, que "recoge la mediación" y que "contempla gran parte de las peticiones que ya establecían sindicatos y patronal".
Asimismo, el ministro ha puesto en valor el "importantísimo" paquete de ayudas" para facilitar "enormemente el mantenimiento del empleo".
"Con todos esos mimbres creo que es importante que se sienten, que dialoguen y traten de llegar a un acuerdo y yo confío que sea así", ha apuntado el ministro, toda vez que ha añadido que espera que "se eliminen las medidas de presión vía convocatoria de huelga que pueden enturbiar un proceso de diálogo sincero y franco entre patronal y sindicatos".