Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Senado aprueba definitivamente los Presupuestos Generales del Estado de 2017

El Pleno del Senado ha aprobado este lunes definitivamente el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2017, tras haber rechazado los 64 vetos y las 6.120 enmiendas parciales presentadas a las cuentas públicas durante su tramitación en la Cámara Alta.
Las cuentas públicas de 2017 han contado con un amplio apoyo en el Senado gracias a la abultada mayoría parlamentaria que ostenta el PP en la Cámara Alta, con 149 senadores 'populares' del total de 266, más el apoyo de los grupos que respaldan el proyecto (Cs, PNV, Foro Asturias, UPN, Coalición Canaria y Nueva Canarias).
Al no haberse introducido enmiendas en las cuentas públicas, quedará aprobado definitivamente, por lo que no será necesario que vuelva al Congreso, tal y como pretendía el Ejecutivo.
Durante el último debate sobre los Presupuestos, el senador del PP, Juan Antonio de las Heras, ha destacado que los Presupuestos incluyen el mayor gasto social de la historia, con un 56% del presupuesto total consolidado, y una oferta de empleo público "sin precedentes", con 70.000 plazas este año. De las Heras ha rechazado las 6.119 enmiendas presentadas por los grupos de la oposición, que en conjunto conllevaban un gasto de cerca de 50.000 millones de euros.
El portavoz socialista, Juan María Vázquez, ha denunciado que pensionistas y empleados públicos seguirán perdiendo poder adquisitivo, al tiempo que la senadora del PSOE Ana María Pérez ha tildado de "vergonzosa" e "inútil" la amnistía fiscal de 2012 y ha criticado el "ninguneo arbitrario" al no haberse aceptado ninguna enmienda para que el beneficio del crecimiento económico se traduzca en "mejorar la vida de la gente" y "fortalecer y modernizar" la economía.
El portavoz en el Senado de Unidos Podemos-En Común Podem-En Marea, Ramón Espinar, ha negado que sean unos Presupuestos sociales y ha denunciado que se "cronifica" la precariedad.
A su vez, el senador del PdeCAT, Joan Bagué, ve los Presupuestos como de "fin de etapa" y de "inercia", y cree que son "continuistas, poco valientes, poco decididos y poco correctores de los desequilibrios", y ha denunciado que por la "puerta trasera" de elimina una bonificación fiscal para las lenguas cooficiales.
El senador de Compromís, Jordi Navarrete, ha rechazado el proyecto de PGE por ser un "insulto" para la comunidad valenciana y los ciudadanos, y ha reclamado un trato "justo", al tiempo que desde ERC también los han rechazado por ser "continuistas, injustos e insolidarios".
Mientras, desde Ciudadanos, Francisco Javier Alegre, ha defendido el voto particular de la formación 'naranja' que pedía incrementar la plantilla de la Agencia Tributaria para luchar contra el fraude fiscal, y los portavoces del resto de grupos que respaldan los Presupuestos han mostrado su apoyo a los mismos por las mejores incluidas en el mismo para las distintas regiones.
LAS CIFRAS DE LOS PGE
Los Presupuestos de 2017 están basados en un límite de gasto no financiero, conocido como 'techo de gasto', de 118.337 millones de euros, la misma cuantía que en las cuentas públicas de 2016, y conforme al objetivo de déficit del 3,1% de las administraciones públicas para este año.
Asimismo, incluyen un aumento del 1% del sueldo de los empleados públicos en 2017 y del 0,25% en las pensiones, una subida que ya está en vigor desde comienzo del año, así como un incremento de la financiación de las comunidades autónomas en 5.387 millones de euros.
El total de ingresos financieros para 2017 alcanzará los 133.055 millones, mientras que los ingresos tributarios se incrementarán un 7,9% respecto a la recaudación del año anterior, hasta alcanzar los 200.963 millones. Mientras, el gasto no financiero de los ministerios asciende a 54.674 millones, lo que supone una reducción de 3.490 millones respecto al presupuesto de 2016.
Los recursos para Justicia crecerán un 7,6%, al tiempo que dependencia recibirá 100 millones de euros adicionales. Las becas y los programas de refuerzo escolar tendrán un presupuesto un 1,7% superior, mientras que a fomento del empleo se destinará un 5,5% más.
También se dotan 342 millones de euros para la protección y la lucha contra la pobreza infantil; la financiación de la I+D+i crecerá un 4,1%, y se dotará con 100 millones adicionales la lucha contra el fraude fiscal.
El proyecto de Presupuestos fue aprobado en el Congreso el pasado 31 de mayo tras incorporar alrededor de 150 enmiendas, entre las que destacaban las de Nueva Canarias, que consiguió subvenciones del 75% del billete de avión entre islas, que también se extiende a Baleares, y la bonificación del 100% en el transporte de mercancías a la península y viceversa.
RECHAZO DE 6.119 ENMIENDAS
En cambio, el PP no ha aceptado ninguna enmienda a los Presupuestos para 2017 en el Senado, incluida la de Ciudadanos, que pedía incorporar 1.000 efectivos a la Agencia Tributaria para luchar contra el fraude, por lo que el texto inicial que llegó de la Cámara Baja a la Cámara Alta no ha sufrido ninguna modificación.
En total se habían presentado 6.119 enmiendas parciales a los Presupuestos por varios grupos parlamentarios, entre los que no figuraban PP, PNV, UPN, Foro Asturias, Nueva Canarias ni Coalición Canarias, que en todos los casos respaldaron las cuentas públicas anteriormente en el Congreso.
Del total, el PSOE había presentado 1.812 enmiendas parciales, Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea otras 2.014 enmiendas, ERC ha registrado más de 870 a las secciones y 94 al articulado, y el Grupo Mixto 1.326, distribuidas entre las de Compromís (unas 400 enmiendas parciales y 58 al articulado), PDeCAT (más de 800 enmiendas) y el resto de EH Bildu.
De su lado, Ciudadanos había registrado una enmienda con la que pedía la inclusión de un número de 1.000 efectivos adicionales a la tasa de reposición del 100% en la Agencia Tributaria en la oferta de empleo público de este año, en sus cuerpos y especialidades adscritas, para lucha contra el fraude fiscal y tributario.
RECHAZO A LOS VETOS EN EL DEBATE A LA TOTALIDAD
La semana anterior se celebró el debate de totalidad, que se saldó con el rechazo por la mayoría del Pleno del Senado a los 6 vetos generales y los 64 vetos presentados a las secciones del proyecto de Presupuestos, gracias a la amplia mayoría parlamentaria que ostenta el PP en la Cámara Alta, con 149 senadores 'populares' del total de 266, más el apoyo de los grupos que respaldan el proyecto (Ciudadanos, PNV, Foro Asturias, UPN, Coalición Canaria y Nueva Canarias).
Tanto los seis vetos generales del PSOE, Unidos Podemos, ERC, Compromís, PDeCAT y EH Bildu, como las 64 impugnaciones a las secciones del proyecto de Presupuestos fueron rechazadas por el Senado.
TECHO DE GASTO DE 2018
Por otro lado, el ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, ya ha iniciado la negociación sobre el límite de gasto no financiero (techo de gasto) para 2018, cifra necesaria para la elaboración de los próximos Presupuestos Generales del Estado y que espera aprobar en un Consejo de Ministros extraordinario del próximo lunes 3 de julio, pero Hacienda no prevé ofrecer un mayor margen que el fijado en las cuentas de 2017, que están en su última fase de tramitación parlamentaria.
Para 2017, el Gobierno fijó el techo de gasto en 118.337 millones, 5.000 menos que en el año anterior, pero equivalente a lo ejecutado al final del ejercicio 2016.
El Ejecutivo tiene previsto aprobar el techo de gasto el lunes 3 de julio, por lo que antes deberá fijarlo con los ayuntamientos en la Comisión Nacional de Administración Local (CNAL), convocada para este martes, y con las comunidades autónomas en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), convocado para este jueves, y conseguir un acuerdo parlamentario que permita dar luz verde a los objetivos de estabilidad presupuestaria en el Congreso.