Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Seguridad Social registra un superávit de 2.759 millones hasta mayo, el 0,24% del PIB

La Seguridad Social registró un superávit de 2.759 millones de euros en los cinco primeros meses del año, cifra que equivale al 0,24% del PIB, según ha informado este martes el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.
Este saldo positivo registrado hasta mayo es resultado de unos ingresos no financieros de 53.952,3 millones de euros, frente a unos gastos de 51.193,5 millones de euros.
En términos de caja, la recaudación líquida del sistema fue de 52.850,3 millones de euros, mientras que los pagos ascendieron a 51.059,1 millones de euros.
Del volumen total de derechos reconocidos, el 91,32% corresponde a las entidades gestoras y servicios comunes de la Seguridad Social y el 8,68% restante a las mutuas colaboradoras con la Seguridad Social. En cuanto a las obligaciones, el 93,73% ha sido reconocido por las entidades gestoras y el 6,27% por las mutuas.
LOS INGRESOS POR COTIZACIONES SUBEN MÁS DE UN 4%
La recaudación neta por cotizaciones sociales se incrementó un 4,75% anual hasta mayo, frente al crecimiento del 2,8% acumulado hasta mayo de 2016. En el Régimen General, el más numeroso del sistema, los ingresos por cuotas aumentaron a un ritmo anual del 5,8%, frente al 3,4% del mismo periodo de 2016.
En términos de derechos reconocidos, la recaudación por cotizaciones sociales alcanzó hasta mayo los 44.750 millones de euros, con un incremento anual del 4,6%, frente al 2,4% del mismo periodo de 2016, con las cuotas de los ocupados creciendo al 5,2%, en contraste con el retroceso del 4,9% en las cotizaciones abonadas por los desempleados.
Por otro lado, las transferencias corrientes totalizaron 8.451,9 millones de euros en los cinco primeros meses, un 0,6% más que las acumuladas a la misma fecha de 2016.
Los ingresos patrimoniales, por su parte, ascendieron a 220,7 millones de euros, con una disminución interanual del 67,4%, mientras que las tasas y otros ingresos totalizaron 503,8 millones de euros, un 7% menos.
EL 94% DEL GASTO, DESTINADO A PRESTACIONES
Según Empleo, las prestaciones económicas a familias e instituciones sumaron 48.330,1 millones de euros, el 94,41% del gasto total realizado por el sistema hasta mayo.
Dentro de las prestaciones contributivas, las pensiones (invalidez, jubilación, viudedad, orfandad y a favor de familiares) alcanzaron un importe de 41.191,1 millones de euros, cifra casi un 3,4% superior a la de un año antes.
Las prestaciones por maternidad, paternidad y riesgo durante el embarazo supusieron 924,8 millones de euros, un 5,4% más que en los cinco primeros meses del año pasado, mientras que el gasto en incapacidad temporal se elevó a 1.965,6 millones de euros, un 8% más que en igual periodo de 2016.
Por último, las prestaciones y pensiones no contributivas, incluidos los complementos a mínimos, que corren a cargo de los presupuestos del Estado, ascendieron a 4.082,6 millones de euros (-0,7%), de los que 3.373,1 millones de euros fueron para pensiones no contributivas y complementos a mínimos y 709,4 millones para subsidios y otras prestaciones. De éstos últimos, 676,6 millones correspondieron a prestaciones familiares.