Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Segur Ibérica niega un "despido masivo" de trabajadores por el ERE, que no afectará al personal de vigilancia

La compañía de seguridad privada Segur Ibérica ha presentado este martes a sus comités de empresa un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que no implicará "el despido masivo de empleados, ni mucho menos la extinción o cierre de Grupo Segur", según la empresa.
Este martes, los sindicatos UGT y C-SIF denunciaban que el ERE presentado por la compañía afectaría a todos sus empleados, unos 4.000 en toda España, algo que la empresa perteneciente a Grupo Segur ha negado.
La empresa puntualiza que el ERE, que se iniciará el 25 de noviembre, afecta principalmente a las secciones que desempeñan funciones administrativas y de gestión, es decir, personal de estructura y trabajadores no asignados a servicios concretos.
Así, los empleados del equipo operativo, esto es, vigilantes y auxiliares de seguridad, que suponen más del 90% de la plantilla y desempeñan sus funciones en las instalaciones de los clientes, "no se ven afectados en este Expediente de Regulación", según ha indicado la empresa.
"Garantizamos que los servicios de seguridad contratados por nuestros clientes no se encuentran afectados por esta medida y seguiremos cumpliendo escrupulosamente las condiciones de los contratos en vigor", ha señalado la compañía.
Segur Ibérica ha indicado que los detalles del ERE se concretarán en la mesa negociadora con los representantes de los trabajadores, en la que se analizará la situación de la empresa.
El anuncio del ERE se produce después de que los trabajadores no hayan cobrado la nómina del mes de octubre, según ha denunciado UGT de Cataluña, que reconocía este martes en un comunicado que "hace tiempo que se conocen las dificultades de la compañía y que se oyen rumores de posible venta".
En declaraciones a Europa Press, el responsable del sector de Seguridad FESMC-UGT de Cataluña, Diego Giráldez, ha mostrado su disposición a iniciar negociaciones con la dirección de la compañía y reivindicar un plan de viabilidad para la plantilla con el objetivo de evitar el cese de la empresa de seguridad.
La compañía, que fue presidida por el exministro de Defensa Pedro Morenés hasta su entrada en el Gobierno, cuenta actualmente con unos 4.000 trabajadores en varias ciudades españolas, como Cataluña, Madrid, Valencia, Alicante o Murcia, entre otras.
Por su parte, el Grupo Segur, al que pertenece Segur Ibérica, cuenta con seis direcciones territoriales (Noroeste, Norte, Centro, Cataluña, Levante y Sur) y 27 delegaciones repartidas por el país.
El grupo registró una facturación de 237,95 millones de euros en 2015, un 5,7% más que el año anterior, mientras que la plantilla aumentó en 620 trabajadores durante el último ejercicio, hasta 7.800 empleados.