Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sareb ultima la venta de su mayor cartera a Goldman Sachs

La Sociedad de gestión de activos procedentes de la reestructuración bancaria (Sareb) ultima la venta de su mayor cartera de créditos inmobiliarios fallidos a Goldman Sachs, según han informado a Europa Press fuentes del mercado.
La cartera se encuentra respaldada por viviendas ubicadas en Cataluña, Madrid, Andalucía, Galicia y Valencia. Fuentes del llamado 'banco malo' han declinado hacer comentarios.
Esta cartera, bautizada como 'proyecto Eloise', tiene un perímetro de 600 millones de euros y el precio de la operación podría situarse entre los 150 millones y los 300 millones de euros, según confirmaron distintas fuentes al diario 'elEconomista'.
En el mes de marzo, Sareb cerró la venta a un inversor institucional de un paquete de préstamos garantizados con activos industriales por un importe nominal de 73,7 millones de euros, y en septiembre puso punto final a otra operación de este tipo respaldada por edificios residenciales en Madrid.
RALENTIZACIÓN DEL RITMO DE VENTA
El ritmo de venta de grandes carteras se frenó en 2015, dado que la sociedad de gestión de activos tenía que hacer frente a la circular contable del Banco de España, que le obligaba a retasar todos sus activos.
Esta tarea ha provocado una caída en el volumen de ventas. De hecho, en los nueve primeros meses del año, la sociedad registró unos ingresos de 2.270 millones de euros, un 9,7% menos que el mismo periodo del año anterior.
En este periodo de tiempo, vendió 8.930 inmuebles, un 12% más que el mismo periodo del año anterior. De ellos, 5.109 eran inmuebles propios y 3.821 se vendieron desde el balance de los promotores a través de los planes de dinamización de ventas (PDV), según los datos preliminares que maneja Sareb.
El pasado 9 de diciembre, tanto la Comisión Europea como el Banco Central Europeo avisaron de que la desinversión de la cartera de Sareb ha progresado más despacio que en 2014 y en 2015, lo que requería una gestión más efectiva de su cartera.
"Sareb tiene en marcha una política de procedimientos para gestionar su cartera, pero necesita implementarlas total y rápidamente", advertían ambas instituciones en un informe sobre la sexta misión de supervisión del rescate bancario.
Desde su punto de vista, la situación financiera del llamado 'banco malo' en la primera mitad del año "no muestra una mejora de su situación financiera", por lo que consideran que podría ser necesario llevar a cabo nuevas rondas de recapitalización dependiendo de la evolución del mercado inmobiliario.