Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Santander reelegirá a Botín y Álvarez como consejeros del banco en su junta del 7 de abril

Santander ha convocado para el próximo 7 de abril su junta general ordinaria de accionistas, en la que reelegirá como consejeros ejecutivos a la presidenta del banco, Ana Botín, al consejero delegado, José Antonio Álvarez, y al vicepresidente Rodrigo Echenique.
Los accionistas también deberán votar la reelección como consejeras de la expresidenta de Sareb Belén Romana y de Esther Giménez-Salinas, así como la ratificación de Homaira Akbari, consejera delegada de la consultora Aknowledge Partners, que fue nombrada consejera independiente el pasado mes de septiembre.
La asamblea de accionistas deberá aprobar las cuentas anuales, así como la gestión y la aplicación del resultado, de acuerdo con el orden del día remitido por la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
Asimismo, la junta votará a favor o en contra de autorizar al consejo de administración para que pueda aumentar el capital en una cuantía nominal máxima de 3.645,58 millones de euros, en una o varias veces y en cualquier momento en el plazo de tres años.
Las acciones que se emitieran mediante este aumento de capital tendrían un valor nominal de 0,5 euros cada una, sin prima de emisión, y serían de la misma clase y serie que las que se encuentran actualmente en circulación, con cargo a reservas.
Además, la junta delegará en el consejo la facultad de emitir valores de renta fija, participaciones preferentes o instrumentos de deuda de análoga naturaleza, incluyendo cédulas, pagarés o warrants, no convertibles.
Por último, los accionistas votarán el próximo 7 de abril la política de remuneraciones de los consejeros, así como la fijación del importe máximo de la retribución anual a satisfacer a los miembros del consejo y la ratio máxima entre los componentes fijos y variables de la remuneración total de los consejeros ejecutivos y otros empleados. Además, votarán en relación con la aplicación de planes retributivos que impliquen la entrega de acciones o de opciones sobre títulos de la compañía.