Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Santander lanza una emisión de 500 millones de dólares australianos en deuda 'senior non preferred'

Banco Santander ha lanzado este martes una emisión de deuda 'senior non preferred' en bonos a diez y cinco años y medio por importe de 500 millones de dólares autralianos (334 millones de euros), informaron a Europa Press en fuentes del mercado.
La emisión, para la que Santader ha contratado a ANZ y Nomura como coordinadores globales, cuenta con un precio de 170 puntos básicos sobre 'midswap' para los dos tramos con un vencimiento a cinco años y medio y de 210 puntos básicos sobre 'midswap' para los bonos a diez años.
Según explicaron fuentes conocedoras, la emisión dispone de una buena acogida entre inversores, particularmente los procedentes del continente asiático, por lo que el precio inicialmente previsto podría verse rebajado.
La operación supone la cuarta emisión pública de deuda de estas cartacterísticas efectuada por Santander en lo que va de año, después de colocar 1.500 millones de euros en enero, 2.500 millones de dólares (2.194 millones de euros) en abril y 400 millones de francos suizos (363 millones de euros) en mayo.
Además, el banco que preside Ana Botín ha colocado unos 800 millones de euros de deuda 'senior non-preferred' a través de emisiones privadas, por lo que la suma de este tipo de deuda emitida por Santander asciende a unos 4.900 millones de euros, aproximadamente, a falta del cierre de la emisión en dólares australianos.
Por el momento, el banco cántabro es la única entidad española que ha colocado deuda 'senior non-preferred', un tipo de deuda cuyo orden de prelación (en caso de resolución o concurso) es inferior al resto de créditos ordinarios, pero superior al de los bonos híbridos y la deuda subordinada.
Banco Santander, de este modo, sigue adelante con su plan de emisiones para facilitar el cumplimiento de la normativa comunitaria sobre el nivel mínimo de fondos propios y pasivos con capacidad de absorción de pérdidas (MREL) después de que el Gobierno aprobase las emisiones de deuda 'senior non preferred' el pasado el pasado 23 de junio.
Para cumplir con los nuevos requerimiento de Bruselas sobre capital con capacidad de absorción de pérdidas, la entidad cántabra tiene previsto emitir entre 43.000 y 57.000 millones de euros en deuda entre 2017 y 2018.
El plan de financiación, al contar con un rango amplio, podría no verse afectado por la reciente adquisición de Banco Popular, cuyos bonos híbridos y la deuda subordinada se vieron amortizados a cero tras la resolución de la entidad, recordaron a Europa Press las fuentes consultadas.
Del importe global, las previsiones de Santander proyectan la emisión de entre 28.000 y 35.500 millones en deuda 'senior non-preferred' en los dos próximos años.