Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Santander, BBVA y Banco Popular se comprometen a no vender acciones de la nueva Merlín en seis meses

Santander, BBVA y Banco Popular se han comprometido a no vender en al menos seis meses acciones de las participaciones de referencia que tendrán en la 'nueva Merlín Properties', la compañía que surgirá de la integración de la socimi con Metrovacesa y que nace como primer grupo inmobiliario español y uno de los mayores de Europa.
Las tres entidades han firmado un 'look-up' de 180 días a partir del cierre de la integración y, además, han suscrito acuerdos para que, si una vez superado ese periodo quieren vender acciones de la empresa, lo hagan de forma ordenada y con conocimiento de la misma.
Así lo desveló el presidente de Merlín, Ismael Clemente, en su intervención ante la junta extraordinaria de accionistas que aprueba el proceso de fusión.
Tras esta integración, Santander será primer accionista de la 'nueva Merlín' con una participación del 21,9% de su capital. BBVA tendrá un 6,4% y Banco Popular otro 2,8%.
Las tres entidades se convertirán en socios de referencia de Merlín, dado que actualmente controlan Metrovacesa y la fusión de las dos compañías se materializará mediante un intercambio de activos inmobiliarios por acciones.
POTENCIAL DE DIVIDENDO CRECIENTE.
El presidente del nuevo grupo aseguró no obstante que "la mejor forma de que los accionistas se queden es teniéndoles contentos". En esta línea, indicó que la nueva compañía "mantendrá intacto, sino creciente, su potencial de pago de dividendo", gracias a su caja y la revalorización de sus activos.
La 'nueva Merlín' verá la luz "a finales del próximo mes de octubre", según indicó Clemente ante la junta, ratificando así lo que avanzó en la reciente asamblea de socios de Testa.
Merlín y Metrovacesa ya tienen 'luz verde' de Competencia para su unión, con lo que, una vez tengan el 'visto bueno' de sus juntas, las dos empresas abordarán el canje de activos inmobiliarios por acciones por el que materializarán la integración.
La nueva Merlín verá la luz con una cartera de edificios de oficinas, centros comerciales y centros logísticos en renta de más de tres millones de metros cuadros de superficie, valorada en 9.317 millones de euros y que generará ingresos por alquileres de 450 millones al año.