Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La subida del salario mínimo hace perder poder adquisitivo

Fátima BáñezEFE

El Gobierno ha propuesto a los agentes sociales subir un 0,6% el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) a partir del 1 de enero de 2013, que pasaría de 641,40 euros a 645,30 euros. Los sindicatos la consideran "claramente injusta" y "con una clara insensibilidad social" porque supone una pérdida de poder adquisitivo respecto al nivel de precios que se sitúa en un 2,9 % en noviembre.

De esta forma, el SMI subiría ligeramente después de haberse congelado el año pasado en 641,40 euros tras la subida del 1,3% aprobada por el Ejecutivo socialista para 2011.
El secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, ha asegurado que se trata de una propuesta "claramente injusta" y "con una clara insensibilidad social" porque supone una pérdida de poder adquisitivo del 2,3 puntos respecto al nivel de precios de noviembre
El Ministerio de Empleo y Seguridad Social ha remitido a los agentes sociales su propuesta, que se concreta en un salario diario de 21,51 euros frente a los 21,38 euros fijados hasta ahora.
Las nuevas cuantías propuestas, según el Gobierno, son "coherentes" con el aumento de salarios en 2013 recogido en el II Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva, firmado el pasado mes de enero.
Según el Ejecutivo, este acuerdo está facilitando la obtención de ganancias de competitividad que permiten atraer inversiones extranjeras y corregir el desequilibrio externo acumulado en la fase de expansión, contribuyendo así a la recuperación económica.
Por esta razón, cree que el SMI debería incrementarse en la cuantía máxima de revalorización prevista por dicho acuerdo, es decir, un 0,6%, hasta los 645,30 euros al mes.
El incremento propuesto, según el Departamento dirigido por Fátima Báñez, responde al difícil contexto económico que obliga a la adopción de políticas salariales que puedan contribuir al objetivo prioritario de recuperación económica y a la creación de empleo.
Al mismo tiempo, asegura el Ministerio, con esta subida se reconoce la necesidad de una mejora, tras el mantenimiento de las cuantías decidido para el año 2012.
A mediados de este mes, CC.OO. y UGT enviaron una carta a la ministra de Empleo, Fátima Báñez, para que el salario mínimo recuperara los 4,6 puntos de poder adquisitivo perdido desde 2010 y se evitara una nueva pérdida en 2013.
Las centrales reclamaban a la ministra la inclusión de un mecanismo de actualización automática del SMI, referenciado a la inflación de diciembre. El objetivo: recuperar el poder adquisitivo perdido hasta 2012 y que no merme aún más desde 2013.
Indignación sindical
Además, ha criticado la "fraseología demagógica" que suele usar el Gobierno para justificar sus medidas, como ha hecho en esta ocasión con el II Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva, que reclama control sobre precios e impuestos, mientras que el Gobierno ha optado por subirlos y crear nuevas tasas en servicios como la sanidad y la justicia.
Asimismo, Ferrer ha acusado al Gobierno de incumplir la carta social europea y el Estatuto del Trabajador, que obligan al Ejecutivo a buscar la convergencia del salario mínimo con el salario medio.
Por su parte, el secretario de Acción Sindical de UGT, Ramón Górriz, ha considerado "totalmente rechazable" la propuesta porque no se ajusta "para nada" al nivel de precios en España y está "muy alejada" de lo que dice el II Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva.
A su parecer, la propuesta demuestra "la racanería" del Gobierno porque se trata de una medida que afecta a 140.000 personas que han perdido poder adquisitivo en los últimos años. "Yo le preguntaría a la ministra de Empleo, Fátima Báñez, si cobra 645,30 euros al mes", ha dicho.
Además, Górriz ha criticado al Gobierno por enviar la propuesta justo cuando empieza uno de los puentes navideños y limitar la negociación hasta las 15.00 horas del jueves 27 de diciembre. "Dice mucho de lo que espera el Gobierno del periodo de consulta", ha dicho Górriz, para quien el Ejecutivo ha dejado "muy al descubierto" su concepto de democracia.
El IPREM, congelado
En cambio, el Gobierno decidió congelar el Indicador Público de Rentas con Efectos Múltiples (Iprem), índice que se utiliza como referencia para la concesión de becas, ayudas, subvenciones o el subsidio por desempleo, entre otros.
Así, el Iprem queda fijado para 2013 en 532,51 euros mensuales (6.390,13 euros al año en doce pagas o 7.455,14 euros al año en catorce pagas). Con esta congelación, el Iprem lleva ya tres años sin moverse.