Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sacyr y sus socios pierden una reclamación de 165 millones por las obras del Canal de Panamá

Sacyr y los socios con lo que construyó el nuevo Canal de Panamá han perdido una de las reclamaciones que tienen presentadas por los sobrecostes e imprevistos que surgieron durante las obras, en este caso por un importe de 192,0 millones de dólares (unos 165 millones de euros).
El Tribunal de Arbitraje Internacional de Miami ha fallado a favor de la Autoridad del Canal de Panamá (APC) en relación a esta reclamación, según informa esta institución pública promotora de la obra.
Además, este tribunal establece que Sacyr y el resto de firmas del consorcio (Impregilo, Jan de Nul y Cusa) asuman los 22 millones de dólares (unos 18,8 millones de euros) que suponen las costas del proceso y también devuelvan a la APC los 900.000 dólares (unos 770.000 euros) que adelantó para atender gastos del proceso.
La reclamación perdida estaba relacionada con la ataguía temporal colocada la Costa del Pacífico durante las obras de construcción de las esclusas del nuevo Canal. Una ataguía es una estructura que se para encauzar flujos de agua mientras se realizan obras.
La reclamación que la constructora que preside Manuel Manrique y sus socios han perdido forma parte del total de reclamos que tienen pendientes de dirimir relacionados con la emblemática obra del nuevo Canal de Panamá, que suman un total de 3.953 millones de dólares (unos 3.378 millones de euros).
De este monto total, Sacyr espera recuperar unos 672 millones de dólares (unos 574 millones de euros) en virtud de la participación del 41,6% que tienen en el consorcio que se adjudicó y acometió la histórica obra.
Se trata del 40,8% del monto total de pide al país centroamericano y es fruto de los cálculos y estimaciones realizados por un experto independiente a partir de los datos con que contaba a cierre del pasado mes de febrero, según detalló Sacyr en su último informe anual.
PROCESO LENTO Y COMPLEJO.
En este informe, la constructora española reveló también que había solicitado que el Tribunal de Arbitraje de Miami, el que ahora ha dictado en contra de esta reclamación, se encargue de resolver todos los reclamos pendientes, "ante la lentitud" que está registrando del proceso de resolución en tres fases pactado entre el consorcio y la Autoridad del Canal en el contrato de construcción.
"Se trata de un proceso largo y complejo", indicó entonces la empresa. Este proceso establece que en primer término los reclamos se analicen por la ACP, posteriormente por una Junta de Resolución de Disputas tripartita (integrada por expertos del consorcio, de la Autoridad del Canal y un independiente) y, en último término, en caso de que no se resuelvan antes, pasen al referido Tribunal del Miami.
Las reclamaciones relacionadas con la obra siguen así pendientes después de que en junio se celebrara el primer año del nuevo Canal, en el que, según la APC, "superó todas las expectativas previstas".
Según la institución que lo explota, en este año, un total de 1.500 buques cruzaron por las nuevas esclusas, a razón de unos cinco al día, superando así la previsión de tres diarios para su primer ejercicio en operación. De ellos, más de la mitad (51,3%) fueron portacontenedores.
Además, la APC destaca que el Canal ampliado contribuyó a la reducción de 17 millones de toneladas de CO2 durante su primer año, gracias a las menores distancias de viaje y a las mayores capacidades de carga que ofrece a sus clientes.