Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sacyr compite por el segundo mayor aeropuerto de Chile

El contrato abarca la ampliación del aeródromo y su posterior explotación
Sacyr compite por el contrato de reforma, ampliación y posterior explotación del segundo mayor aeropuerto de Chile, el de Diego Aracena, situado en la provincia de Iquique, al Norte del país.
El grupo que preside Manuel Manrique reforzaría con este proyecto la destacada presencia con que cuenta en este mercado, en el que hace más de veinte años arrancó su internacionalización.
Sacyr es uno de los tres grupos que han presentado oferta para hacerse con el aeródromo, según informó el Ministerio de Obras públicas del país. La compañía competirá con el consorcio conformado por las firmas locales Icafal Inversiones y Constructora Belfi, y el liderado por Zurich Airport.
Precisamente, este último grupo es el que mantenía la titularidad de la concesión del aeropuerto que vence ahora y que el país relicita por cuarta vez junto a las obras de su ampliación.
En concreto, el proyecto abarca la ejecución de obras de ampliación y mejora del edificio terminal de pasajeros, que incluyen la construcción de dos nuevos puentes de embarque.
Además, contempla la extensión de la zona comercial y los aparcamientos, y la mejora de la señalización, la iluminación y de las instalaciones de seguridad del aeródromo.
El contrato establece un plazo de concesión del aeródromo de 25 años, y fija para 2021 la culminación de las obras, que supondrán una inversión de unos 60 millones de dólares (unos 56 millones de euros).
Una vez que los tres consorcios presentaron sus propuestas técnicas para hacerse con el aeropuerto el pasado día 18, deberán remitir las propuestas económicas en un mes, el 18 de mayo.
Con este proyecto, Chile pretende adaptar las instalaciones del aeródromo al esperado aumento de la demanda de tráfico de viajeros estimada para los próximos años.
MERCADO ESTRATÉGICO.
La puja de Sacyr por este proyecto se enmarca en su actual estrategia de crecimiento y reforzamiento de su internacionalización, que tiene en su negocio de concesiones uno de sus principales pilares.
Desde que desembarcó en el país, hace más de dos décadas, Sacyr ha logrado 13 proyectos de concesiones, fundamentalmente de autopistas, pero también hospitales, que suman con una inversión de 6.500 millones de dólares.
La compañía también está presente en Chile con su negocio constructor y con su nueva división de construcción industrial, con la que ha logrado contratos de construcción y mantenimiento de líneas de tensión eléctrica.