Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los imputados en Sabadell acusados de cobrar 120.000 euros por adjudicar obras

En medio de las malas previsiones para la economía Española y con la resaca de las elecciones catalanas aún latente, se da a conocer un nuevo caso de corrupción, esta vez en el Partido Socialista de Cataluña. Los Mossos d’Esquadra han peinado las dependencias municipales de Sabadell y han imputado a 26 personas y detenido a otras 12, entre ellos el alcalde y el secretario de organización del PSC. Se les acusa de cobrar unos 120.000 euros por las adjudicaciones de obras y de tráfico de influencias entre otros delitos.

Según las investigaciones que se desarrollan bajo la dirección del Juzgado de Instrucción 1 de Sabadell, el punto de mira de la operación anticorrupción es el Ayuntamiento. Supuestamente, el consistorio pedía a los constructores un depósito de 120.000 euros a fondo perdido para acceder a los concursos de adjudicación de obras.
Ese depósito inicial era destinado a un fondo perdido que finalmente se repartía entre los políticos y funcionarios involucrados en los hechos, así como el "pacto implícito y apalabrado de un 3% en dinero negro", una vez acabada la obra, sobre el total del presupuesto final, terminando ese dinero en un despacho de abogados.
Todavía se desconoce si ese dinero era colocado en cuentas legales, si se repartía o se blanqueaba. Los delitos en los que han podido incurrir los integrantes de la trama son prevaricación, cohecho, tráfico de influencias, falsificación documental, infidelidad en la custodia de documentos, negociaciones y actividades prohibidas a funcionarios públicos y omisión del deber de impedir delitos o de promover su persecución.
Imputado el número dos de los socialistas catalanes
Uno de los imputados en el caso es Daniel Fernández, secretario general del PSC. Al parecer, una llamada del número dos de los socialistas catalanes pidiendo un favor para un tercero a la alcaldesa de Montcada, que también ha sido imputada, es lo que llevó hasta él a los investigadores.
Tras recibir la notificación oficial por parte de los Mossos d'Esquadra, Fernández ha explicado a los medios de comunicación que "lo confirmo: estoy imputado". El PSC ha suspendido así a Daniel Fernández de su cargo como secretario de organización del partido después de que haya sido imputado.