Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Saba se centra en crecer y en su expansión internacional tras vender la logística

Tras invertir casi 500 millones en los últimos años en aumentar su cartera de apartamientos
Saba Infraestructuras se centrará en el crecimiento y la expansión internacional de su actividad de gestión de aparcamientos, tras el cierre de la venta a Merlín Properties de la división de parques logísticos, según informó la empresa participada por Criteria CaixaHolding y Juan Abelló.
Con esta desinversión, la compañía cierra la etapa que inició en 2012 para rotar sus activos no estratégicos y enfocarse en la gestión de aparcamientos.
A partir de ahora, Saba ha fijado como su "reto estratégico" crecer en este segmento. Para ello, continuará "insistiendo en identificar oportunidades de crecimiento orgánico e inorgánico, de forma selectiva y en países estables", indica la empresa en un comunicado.
Además, avanza que potenciará su diversificación geográfica, dado que España aún aporta el 72% del total de ingresos de la compañía.
En la actualidad, Saba está presente en cinco países de Europa (Portugal, Italia, Andorra y España) y Latinoamérica (Chile), en los que gestiona 194.000 plazas de 371 aparcamientos.
TRAS INVERTIR 482 MILLONES.
Así, la compañía que preside Salvador Alemany prevé dar un impulso al crecimiento de su negocio de aparcamientos, pese a que en los últimos cinco años ya ha invertido 482 millones de euros en la expansión de esta actividad. Según sus datos, desde 2011 ha elevado en un 8% su cartera de aparcamientos, y en un 43% el número de plazas gestionadas.
Saba acaba de cerrar la anunciada venta a la socimi Merlín Properties de su cartera de cinco parques logísticos. Se trata de instalaciones que suman una superficie de 353.000 metros cuadrados repartidos por Barcelona, Sevilla, Lisboa y el País Vasco.
La transacción, que se acabará de materializar en el último trimestre del año, se ha cerrado toda vez que ha operación ha recibido el 'visto bueno' de Competencia.