Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

S&P confirma la 'triple A' de Australia con perspectiva negativa

La agencia de calificación crediticia Standard & Poor's Global Ratings (S&P) ha confirmado la nota de solvencia 'AAA' para la deuda soberana a largo plazo de Australia, aunque mantiene una perspectiva negativa sobre el rating por los riesgos relacionados con el plan de consolidación fiscal del Gobierno australiano.
En su informe, la calificadora de riesgos señala que, además de la fortaleza de sus instituciones, la creíble política monetaria y el sistema de tipo de cambio flexible, las finanzas públicas de Australia habían sido tradicionalmente un elemento positivo para la solvencia del país, aunque recientemente este factor "se ha debilitado".
En este sentido, S&P recuerda que desde la recesión global registrada entre 2008 y 2009 los sucesivos gobiernos de Australia han retrasado el retorno al superávit presupuestario, mientras que el Gobierno actual prevé volver al equilibrio en 2021, una fecha que supone una demora de ocho años respecto a las previsiones del anterior Ejecutivo.
"Este retraso sustancias en el saneamiento fiscal, así como el riesgo de demoras adicionales, aumenta nuestras dudas sobre la capacidad del Gobierno para cumplir sus objetivos fiscales", indicó la agencia.
De este modo, S&P asigna una perspectiva negativa al rating de Australia, reflejando así su opinión de que en caso de materializarse los riesgos a la baja sobre la recaudación pública, el déficit presupuestario persistirá durante años sin expectativas de mejoras significativas a no ser que el Parlamento implemente medidas fiscales más "enérgicas".