Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

S&P confirma la 'triple A' de Países Bajos pero rebaja sus previsiones de crecimiento por el Brexit

La agencia Standard & Poor's (S&P) ha confirmado el rating 'AAA' con perspectiva 'estable', la máxima calificación crediticia, de la deuda soberana a largo plazo emitida por Países Bajos, aunque ha rebajado significativamente sus previsiones de crecimiento como consecuencia del 'Brexit'.
En un comunicado, la calificadora indica que las exportaciones de Países Bajos a Reino Unido suponen un 9% del total, por lo que ha decidido rebajar en cuatro y seis décimas las previsiones de crecimiento de la economía holandesa en 2017 y 2018, hasta el 1,5% y el 1,8%, respectivamente.
En este sentido, la S&P indica que la economía holandesa es una de las más abiertas del mundo, con una gran exposición a Alemania, Reino Unido, Francia, y Bélgica, que representan casi el 50% de las exportaciones del país.
"No obstante, creemos que la incertidumbre a corto plazo sobre las negociaciones de Reino Unido para su salida se han disipado hacia el medio plazo, por lo que consideramos que los aspectos fundamentales sólidos de la economía holandesa continuarán favoreciendo su rendimiento", precisó S&P.
La agencia de calificación justifica el sobresaliente que le otorga a la nota de solvencia de Países Bajos por la "la salud, diversificación, accesibilidad y estructura competitiva de la economía holandesa, "lo que se refleja en los altos niveles de renta per cápita y las robustas proyecciones de crecimiento", entre otros factores de consideración.
Asimismo, S&P también subraya la efectividad institucional y gubernamental del país, tal y como queda patente "en sus políticas prudentes orientadas hacia la estabilidad". "Si bien el PIB per cápita es alto, también lo son los niveles de deuda privada, en particular la deuda de los hogares, lo que podría suponer un posible riesgo a la baja", advierte, no obstante, la agencia.