Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

S&P avisa a Atlantia de una posible revisión a la baja de su nota tras la OPA a Abertis

Confirma su 'investment grade' pero lo coloca en perspectiva negativa
Standard & Poor's ha advertido a Atlantia de una posible revisión a la baja de la calificación crediticia de 'investment grade' con que cuenta el grupo italiano en el caso de que no "mitigue" con ventas de activos el impacto financiero que puede suponer la OPA lanzada sobre Abertis, valorada en 16.340 millones de euros.
La firma ha confirmado la nota de 'BBB+' que tiene asignada a la compañía de autopistas y aeropuertos italiana, un escalón por encima de la otorgada al país, si bien la ha colocado en perspectiva negativa, lo que puede implicar riesgo de revisión a la baja.
S&P indica que esta eventual revisión dependerá del grado de aceptación final que coseche la OPA, del porcentaje de socios de Abertis que se decante por el canje de acciones que Atlantia propone en su oferta, en vez de por el pago en efectivo, y de la forma en que la firma transalpina gestione su cartera de activos para lograr financiación.
Así, la firma señala que podría bajar un escalón la nota de la firma participada por la familia Benetton en caso de que la OPA logre una alta aceptación, en su mayor parte con pago en efectivo, y la firma transalpina "no mitigue" con ventas de activos el impacto que ello podría tener en sus ratios financieros.
No obstante, la agencia de calificación considera que la OPA encaja en la estrategia de Atlantia de aumentar su diversificación geográfica y rebajar su dependencia al mercado italiano. Con la operación, Italia pasaría a generar el 45% de su beneficio bruto de explotación (Ebitda), frente al 86% actual.
S&P remarca que, en caso de que la operación con Abertis prospere, las dos compañías conformarán el mayor grupo de infraestructuras del mundo, con presencia en quince países, una cartera de 13.000 kilómetros de autopistas, aeropuertos que dan servicio a 60 millones de pasajeros y una generación de Ebitda de 6.600 millones de euros anuales.