Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rusia nombra un ministro de Economía en funciones tras la detención del titular de la cartera económica

El primer ministro ruso, Dimitri Medvedev, ha nombrado nuevo ministro de Economía en funciones al hasta ahora viceministro de Desarrollo Económico, Yevgeny Yelin, después de que el titular del Ministerio, Alexéi Uliukaev, haya sido detenido cuando recibía un presunto soborno de 2 millones de dólares (1,8 millones de euros).
"Medvedev ha firmado el decreto para la asunción temporal por parte de Yevgeny Yelin de las obligaciones del Ministerio de Desarrollo Económico", declaró a la agencia rusa Interfax una portavoz de la oficina del primer ministro.
El nombramiento temporal de Yelin se produce horas después de que el hasta ahora ministro ruso de Desarrollo Económico, Alexéi Uliukaev, haya sido detenido cuando presuntamente recibía el pago de un soborno de 2 millones de dólares (1,8 millones de euros), vinculado a una operación de fusión entre las petroleras rusas Rosneft y Bashneft, según anunció este martes el Comité de Investigación de la Federación de Rusia, la agencia anticorrupción del país.
"Según los investigadores, Uliukaev recibió el pago de 2 millones de dólares el pasado 14 de noviembre a cambio de que el Ministerio de Desarrollo Económico diera una opinión positiva sobre la compra por parte de la petrolera estatal Rosneft de la participación del 50% que el Gobierno controla en la petrolera Bashneft", explicó la portavoz del Comité de Investigación, Svetlana Petrenko.
Uliukaev, de 60 años y ministro de Economía desde junio de 2013, se convierte así en el cargo público de mayor rango detenido en Rusia desde el golpe de Estado de 1991 que precipitó el final de la Unión Soviética.
La portavoz de la agencia rusa anticorrupción indicó a Interfax que el Comité de Investigación ha solicitado que se imponga arresto domiciliario a Uliukaev.
Por otro lado, un portavoz de Rosneft citado por la agencia rusa TASS subrayó que la compañía petrolera dirigida por Igor Sechin, considerado uno de los hombres del entorno más próximo a Vladimir Putin, no cree que la compra de Bashneft esté en riesgo y defendió la legitimidad de la operación.
Rosneft pagó 330.000 millones de rublos (unos 4.700 millones de euros) por la mitad de Bashneft, la petrolera fundada por un antiguo oligarca próximo a Boris Yeltsin y que el Kremlin confiscó en 2014 cuando era dirigida por el magnate Vladimir Yevtushenkov.
La venta de esta participación en Bashneft había generado grietas en el Gobierno ruso ante la preferencia de miembros cercanos al primer ministro, Dimitri Medvedev, de su privatización en vez de su fusión con otra compañía pública.