Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rosell aboga por afrontar con diálogo y sin eslóganes la cuestión catalana, buscando la "ósmosis"

El presidente de la CEOE, Juan Rosell, ha abogado por afrontar con diálogo "y sin eslóganes ni palabras huecas" el tema identitario catalán que, según ha recordado, "viene de muy lejos", y ha apelado a las partes a buscar la "ósmosis" o influencia recíproca para intentar resolverlo.
Así lo ha señalado durante su intervención en Los Desayunos Informativos de Europa Press, donde ha asegurado que en Cataluña "no hay ninguna fractura social, sino división de opiniones".
Rosell, que antes de liderar la CEOE presidió "durante varios años" la patronal catalana Fomento del Trabajo, ha señalado que al revisar documentos de hace un siglo este problema ya estaba latente. Así, ha recordado que en 1898 una representación de los empresarios catalanes se entrevistó con la Reina regente María Cristina, a la que plantearon "cosas similares" a las que se están promoviendo en la actualidad.
Tras constatar que en Madrid "no se entiende lo que pasa allí", ha abogado por que en primer lugar todos hagan un esfuerzo para explicarse bien, "sin eslóganes ni palabras huecas".
"Solían referirse a los catalanes como peseteros, pero este es un temá más de sensibilidad, de corazón, y eso no se entiende", ha lamentado Rosell, para añadir que los miembros "de la estructura del Estado" no suelen ir a Cataluña, y que los políticos "solo pasan allí unas horas, cogen el AVE y se vuelven", por lo que les ha pedido que pasen más tiempo en esta Comunidad Autónoma.
"Ya que este tema no se ha sabido resolver en los últimos siglos, intentemos afrontarlo ahora", apeló.
Por último, reveló que un amigo le regaló recientemente un libro narrando la biografía de Maciá, un coronel del Ejército español que acabó siendo un independentista, que él se leyó en unas horas. "Traduzcámoslo y veamos los argumentos", instó.
"Me gustaría que los catalanes se pudieran poner en la perspectiva de aquí y viceversa. Hay que buscar la ósmosis", ha concluido.