Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Roldán (AEB) pide más rigor en la explicación de sanciones a la banca para poder discriminar malas prácticas

Apuesta por que los incentivos estén ajustados al riesgo y fijados en el medio-largo plazo
El presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán, ha reclamado este jueves más rigor en las explicaciones de las sanciones que se imponen a las entidades financieras con el fin de poder discriminar aquellas actitudes que sean "deleznables" de las que no se ven afectadas.
Durante su intervención en el 12 encuentro del sector bancario, organizado por IESE y EY, Roldán ha puesto de manifiesto que uno de los principales problemas de las sanciones que se interponen a los bancos es el "retraso" entre el hecho y la multa.
A su juicio, esto provoca que la mejora que pueda llevar a cabo el banco no llega a la perfección, a lo que se une la frustración que se produce después, puesto que se mejora la cultura, pero no la percepción. "La frustración es peligrosa, porque puede llevar a no esforzarse", ha advertido.
Acto seguido, el presidente de la AEB ha subrayado que hay que "sancionar y explicar con rigor". "Echo en falta el rigor en la explicación de los tecnicismos que son muy importantes a la hora de discriminar actuaciones deleznables de otras que no se ven afectadas", ha especificado.
SISTEMA DE INCENTIVOS.
Por otra parte, Roldán ha abogado por fijar incentivos para la banca ajustados al riesgo, incluyendo el reputacional, y teniendo en cuenta el medio y el largo plazo.
"No puede ser que no seamos capaces de establecer sistemas de incentivos que vayan en la dirección, primero de tener en cuenta el riesgo que generan las transacciones, y por después de que apoyen la estabilidad en el medio y en el largo plazo de una entidad. Es una cuestión de diseño", ha recalcado.
Roldán ha insistido en que los incentivos dependerán mucho de los modelos de negocio que tiene cada banco, por lo que cree que en esta materia se puede hacer "mucho más", ya que son un elemento de previsión de problemas "que no debe ser olvidado".
Roldán ha hecho hincapié en la necesidad de que los clientes confíen en la entidad bancaria, ya que, si no hay confianza "no hay negocio" y el banco no va a ser viable en el medio-largo plazo. También ha recordado que la reputación del sector es "el denominador común de la reputación de sus miembros", por lo que es un área en la que el contagio de las dudas es "evidente".
Por último, se ha referido a la llegada de nuevos jugadores al ámbito bancario, para los que ha reclamado la misma regulación y las mismas reglas del juego en el caso de que quieran desarrollar la misma actividad que las entidades financieras.