Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La fiscal avisa de que hay más pagos "aún por determinar" de Rato

Intento de agresión a Rato a su llegada a los juzgadoscuatro.com

La Fiscalía Anticorrupción tiene constancia de inyecciones de dinero "cuyo origen y concreto destinó está por determinar" de la sociedad Kradonara, propiedad al 100% de Vivaway LTD de la que es titular el exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato, a la firma Bagerpleta, que es una sociedad investigada dentro del entramado societario del exministro y con la que se sospecha que blanqueo mediante la inversión de un hotel en Berlín. Estos pagos se añadirían a los conocidos hasta la fecha. Así consta en el sumario en el que se investigan irregularidades en el patrimonio del expresidente de Bankia Rodrigo Rato, al que ha tenido acceso Europa Press.

La documentación obrante en la causa apunta que la sociedad Albisa Inversiones y Asesoramientos transfirió entre el 22 de junio y el 16 de diciembre de 2011 un total de 474.416,64 euros a una cuenta bancaria de Krandonara, que, seguidamente, transfirió hasta 420.000 euros a Bagerpleta, de la que Rato también fue administrador hasta el 22 de abril de 2015.
Asimismo, Albisa traspasó a Krandonara 360.698 euros entre el 16 deenero y el 14 de agosto de 2012. Otra vez, la receptora realizó una transferencia a Bagerpleta a la sociedad alemana por importe de 75.000euros.
DINERO DE TELEFÓNICA
Por otra parte, durante los años 2013 y 2014, Krandonara recibió ingresos procedentes de Telefónica de 363.000 euros en cada uno de los ejercicios. Al margen de la cuestión relativa a si Rato se benefició de estas cantidades, el informe señala que, tanto el dinero procedente de Albisa como el de Telefónica, "tienen una presunto origen delictivo".
"Existen indicios de que tales cantidades de ilícito origen se ocultaron y transformaron a través de la sociedad alemana Bagerpleta, lo que pone de manifiesto un presunto delito de blanqueo de capitales", señala la instrucción.
Por último, señala que "además de las cantidades referidas más arriba, Krandonara ha inyectado más cantidades a Bagerpleta, cuyo origen y concreto destino está por determinar".
LA CONEXIÓN DE RATO CON ALIHATO Y GUIDE BRIDGE CAPITAL
Otras de las cuestiones que se abordan en la instrucción es la conexión de Rodrigo Rato con las sociedades Alihato SL y Guide Bridge Capital.
En octubre de 2015, la Audiencia Provincial de Madrid avaló la decisión del juez del caso, Antonio Serrano-Arnal, de investigar las cuentas de las empresas Alihato SL y Ghide Bridge Capital, de las que el exvicepresidente del Gobierno intentó desvincularse y que podrían haber realizado transferencias de divisas a sus cuentas. También respaldaba que el magistrado recabara información sobre los ingresos de divisas de las empresas Kradonara y Cor Comunicación.
Serrano-Arnal autorizó, en una providencia dictada el 28 de julio de 2015, "solicitar información a entidades bancarias sobre transferencias de divisas realizadas por diversas mercantiles a las cuentas titularidad de Rodrigo Rato".
La defensa del exministro recurrió la decisión del juez alegando que éste "no tiene relación alguna" con las compañías Alihato y Guide Bridge. "No ha sido apoderado, ni directamente ni a través de sus empresas, ni representante legal de tales entidades", indicó el exdirector gerente del FMI.
No obstante, la Audiencia Provincial ponía en duda esta versión y apunta que la Oficina de Investigación del Fraude (ONIF) relaciona en su informe de riesgo inicial a estas dos empresas con el imputado. "De lo que se trata es de esclarecer ahora hasta qué punto", agregaba.
Al respecto, la instrucción incluye un escrito de la Abogacía del Estado tras la recepción del recurso interpuesto frente a la providencia del 28 de julio de 2015 por parte de Rato, en el que se impugna dicho recurso y se alega que en los casos de Alihato y Guide Bridge Capital, "parece ser que el Sr.Rato comparte titularidades en cuentas bancarias y que en dichas cuentas constan en las bases de datos entradas de divisas superiores a los 50.000 euros".
En este sentido, la Abogacía del Estado ve "lógico" que, además de las entidades en las que Rato tenga la condición de administrador o acciones, se investigue "la posibilidad de que existan operaciones con otras entidades en las que figure como autorizado en cuentas y que puedan estar controladas por familiares o personas próximas a través de las cuales se podrían haber recibido ingresos no declarados, ocultado bienes o blanqueado capitales", según señalan los documentos del sumario.