Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ribó y Puig se reunirán este miércoles con De la Serna y le exigirán un compromiso con el Corredor Mediterráneo

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig y el alcalde de Valencia, Joan Ribó, mantendrán este miércoles una reunión con el nuevo ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, en Valencia, al que exigirán un compromiso con el Corredor Mediterráneo porque la Comunidad se "está jugando inversiones muy importantes", ha remarcado el jefe del Consell. Ribó, por su parte, reivindicará el túnel pasante porque la ciudad "no quiere volver a ser el semáforo ferroviario de Europa".
Así lo han avanzado Puig y Ribó en sendas intervenciones en la clausura la jornada 'Corredor Mediterráneo en España: acciones a desarrollar, potencial industrial, agrícola, turístico y logístico' organizada por Ferrmed y Pro-Ave, donde han estado acompañados por los presidentes de ambas organizaciones, Joan Amorós y Federico Félix, respectivamente.
Concretamente, la visita del ministro de Fomento a Valencia consistirá en un recorrido en tren por el tramo Sagunto-Valencia para que pueda comprobar de primera mano el estado de las obras del Corredor por la zona.
Puig ha remarcado que en el encuentro de este miércoles le manifestará "con rotundidad" "aquello que une a la Comunidad" como es la necesidad del Corredor. "Nos estamos jugando inversiones muy importantes porque hay una exigencia lógica de las empresas que debemos atender", ha sostenido.
Ha criticado que la carencia de esta infraestructura "castiga" a la economía valenciana, por lo que ha dicho que hay que dirigir la mirada hacia Bruselas y Madrid para reivindicarla, especialmente hacia la capital española porque en Europa "son más comprensivos", ha admitido el jefe del Consell.
Asimismo, ha pedido al Gobierno de España que cambie "su actitud" y de un "respaldo real al Corredor" o "por lo menos que cumpla ya con lo que está previsto para el 2018 para que por lo menos la primera fase del tercer carril esté funcionando", aunque ha remarcado que ésta es una solución "provisional" con la que "no se conforman".
Por tanto, ha subrayado que la Generalitat va a mantener la exigencia y a sumar a agentes reivindicadores para que "el Gobierno de España tome decisiones".
INFRAESTRUCTURA "TRASCENDENTAL"
En su intervención, Ribó ha insistido en que hablar del Corredor en Valencia es "trascendental" para el futuro de la ciudad y de toda la Comunidad Valenciana. "No estamos hablando solo del futuro a corto y medio plazo, sino del devenir de las próximas generaciones", ha advertido Ribó para subrayar que la conexión por ferrocarril de todo el arco mediterráneo es "vital" para la competitividad empresarial y la creación de ocupación "estable y de calidad".
"Lo que ahora tenemos muy claro tanto en el Ayuntamiento de Valencia como en la Generalitat Valenciana parece que el Gobierno no lo tiene. Nos han intentado vender el tercer carril como solución, pero no nos conformamos con él porque además de no satisfacer las necesidades de tráfico de mercancías, ha provocado el colapso e el tráfico de pasajeros entre Valencia, Castellón y Barcelona", ha criticado el primer edil.
Ha lamentado que ya se ha anunciado "un rescate" de 5.700 millones de euros para las autopistas radiales de Madrid, a pesar de que "no llevan a ningún sitio" y todavía el Corredor no sea una prioridad. "El Corredor representa a el interés general frente a casos como los de autopistas radiales madrileñas que obedecen a intereses particulares con un tufo centrípeto", ha reprobado.
TÚNEL PASANTE
Por otro lado, Ribó ha reivindicado la necesidad del túnel pasante en la ciudad de Valencia como "única solución" para evitar el colapso en la ciudad ya que ha alertado de que actualmente se cuenta únicamente con el túnel de Serrería y por ahí tendrán que circular todos los trenes de mercancías, Euromed, trenes de Cercanías y el futuro AVE a Castellón.
Además, ha recordado que este actuación estaba contemplada en el convenio firmado en 2003 por parte del Ministerio de Fomento, la Generalitat y el Ayuntamiento de Valencia. "En Madrid están acabando el tercer túnel pasante de la ciudad, en Barcelona van a inaugurar el segundo, el de la Sagrera con ancho Europeo, y en Valencia aún estamos esperando a poder tener un proyecto viable. Seguimos esperando, sin proyecto definitivo ni partida presupuestaria", ha criticado.
"ABSOLUTAMENTE IRRENUNCIABLE"
Por su parte, el presidente de Ferrmed ha exigido al Gobierno que en 2018 se concluyan las acciones que ya están planificadas y, en muchos casos adjudicadas y licitadas. Así, ha instado a concluir en el año 2018 la adecuación del ancho internacional , mediante el tercer carril de la línea convencional existente desde Castellbisbal hasta Cartagena, resolviendo además el cuello de botella Tarragona-Vandellós, conectando las terminales y puertos y desdoblando la línea entre Valencia Font-La Figuera.
Asimismo, ha pedido la finalización para ese año el ancho internacional en la línea actual Murcia-Águilas y la nueva línea de ancho internacional Murcia -Almería.
También ha reclamado el estudio constructivo de la línea de alta velocidad entre Tarragona y valencia --inclusive el túnel pasante-- con el objetivo de que esté operativa en 2025; y de la línea convencional Monforte del Cid y Murcia; la que conecta Lorca y Granada por el valle de Almanzora y la línea por la costa Almería Málaga-Algeciras.
Desde Pro-AVE, Félix ha remarcado que el Corredor es "absolutamente irrenunciable" porque el no tenerlo causará "problemas en la economía valenciana", ha alertado.