Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Merkel apremia a Rajoy a que pida ya la ayuda y diga el importe real que necesita

Bruselas confirma que el rescate bancario computará como "deuda pública"

Fuentes gubernamentales, avanzan que la ayuda podría ser reclamada esta semana

El Gobierno desmiente que la segunda auditoría se retrase a septiembre

La canciller alemana, Angela Merkel, espera que España presente pronto una petición formal para recibir la ayuda financiera acordada por el Gobierno español con sus socios europeos para recapitalizar su sector bancario. Por su parte, el gobierno de Mariano Rajoy podría formalizar esta misma semana la petición a la Unión Europea de la línea de crédito a la banca española, según han confirmado fuentes gubernamentales.
En declaraciones a los medios en el marco de la cumbre del G20 en México, Merkel advirtió de que los bancos que están operando sin capital suficiente representan un "peligro" para la economía y unos mercados estables.

Por otro lado, la canciller alemana instó a que se ponga en marcha medidas más duras para evitar posturas proteccionistas.

Los líderes comunitarios presentes en Los Cabos, aclararon que la petición formal del gobierno español permitirá fijar la fórmula más adecuada para impedir que los fondos del rescate bancario contaminen la deuda del Estado. Estas misma fuentes dejaron claro que, por el momento, no existe la posibilidad de modificar los reglamentos para que los fondos vayan directamente a las entidades que los necesitan, por lo que tendrán que ser percibidos por el Estado a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y computarán como deuda pública.
Las auditorías no cambian de fechas
Este mismo jueves, 21 de junio, se publicará la evaluación acometida por las consultoras Oliver Wyman y Roland Berger sobre las necesidades de capital que experimentaría la banca ante un fuerte deterioro económico.
Asimismo, el Ejecutivo mantiene el 31 de julio como fecha prevista para la publicación del informe que elaborarán las cuatro grandes auditoras --Deloitte, KPMG, PwC y Ernst & Young-- sobre el análisis individualizado y detallado de las carteras crediticias de las entidades financieras, informaron a Europa Press en fuentes del Ministerio de Economía.
El Gobierno ha puesto en marcha un ejercicio de transparencia que consiste en dos análisis privados independientes de valoración de las carteras crediticias en España de los catorce principales grupos bancarios que representan el 90% del sistema financiero.
En concreto, las consultoras Oliver Wyman y Roland Berger identificarán las necesidades de capital que experimentaría la banca ante un fuerte deterioro económico; y en segundo lugar, las auditoras Deloitte, KPMG, PwC y Ernst & Young comprobarán cómo han clasificado, provisionado y medido las entidades los riesgos de sus carteras.
La incertidumbre sobre el estado de la banca española obligó al Gobierno el pasado 2 junio a solicitar al Eurogrupo una línea de financiación de hasta 100.000 millones de euros. El FMI calcula que el conjunto del sistema financiero español podría necesitar de un capital de al menos 40.000 millones.
Las ayudas europeas para el sistema bancario español se canalizarán a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), cuya capacidad de endeudamiento se elevó recientemente en 66.000 millones de euros.
El PP introdujo esta posibilidad, que se articulará mediante un aval del Estado al organismo, a través de una enmienda a la ley de presupuestos del Estado en su tramitación en el Senado.