Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Estado rescatará las autopistas de peaje en quiebra

Se inauguraron a bombo y platillo en la España del boom económico, del despilfarro. Fueron nueve autopistas radiales de peaje. Iban a descongestionar las entradas a Madrid y otros tramos entre Murcia, Alicante y Almería. Pero en ese cambio llegó la crisis, sus costes se dispararon y el tráfico se desplomó. Resultado, radiales casi vacías, conductores que entraban por error. Una ruina para las empresas concesionarias. Acumulan una deuda de más de cuatro mil millones de euros. Y ahora el Gobierno sale al rescate. Para salvar al sector privado, el plan es crear una empresa pública, algo así como un banco malo de autopistas. Se quedará con las nueve, eso sí, los bancos tendrán que aceptar una quita de la deuda del 50 por ciento. El Estado la pagará con un bono a 30 años y una rentabilidad del uno por ciento. Las radiales finalmente rescatadas.