Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Repsol asegura que no ha recibido ninguna notificación de Argentina sobre su filial YPF

Repsol YPFcuatro.com

Aumenta la tensión por la amenaza del Gobierno argentino de expropiar YPF

Las acciones de Repsol caían más de un 1% en Bolsa

Repsol ha asegurado que no ha recibido ninguna notificación por parte del Gobierno argentino en relación con su participación accionarial en su filial YPF. Tras la comunicación de Repsol a la CNMV, sus títulos caían un 1,36%, hasta los 17,715 euros.
"Repsol no ha recibido notificación alguna por parte de las autoridades argentinas en relación con su participación accionarial en su filial YPF", ha afirmado la petrolera española en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
La respuesta de Repsol se produce en medio de las tensiones entre España y Argentina por la amenaza del Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner de expropiar YPF.
Repsol cae en Bolsa
Tras la amenaza del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, las acciones de Repsol caían más de un 1% en Bolsa.
En concreto, los títulos de la petrolera iniciaron la sesión con una caída del 0,58%, que minutos más tarde se pronunció hasta el 1,17%, intercambiándose a un precio de 17,750 euros, en medio de las tensiones entre España y Argentina.
Por su parte, las acciones de YPF se disparaban al cierre de la sesión de ayer un 7,42%, hasta los 123 pesos.
El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha advertido al Gobierno argentino de que "gestos de hostilidad" contra las empresas españolas, entre las que figura Repsol YPF,  serán también considerados "hostilidad a España y al Gobierno de España" y tendrán "consecuencias".
"Si en alguna parte del mundo hay gestos de hostilidad contra los intereses de las empresas españolas, el Gobierno los interpreta como hostilidad a España y al Gobierno de España", afirmó el ministro desde Varsovia, en unas declaraciones difundidas por los servicios de comunicación del Gobierno.
"Por tanto, el Gobierno de España lo que sí dice es que si hay esos gestos de hostilidad, estos traen consigo consecuencias", afirmó el ministro, en alusión a Repsol y a las diferencias entre su filial YPF y el Gobierno argentino.
El ministro de Industria, Energía y Turismo aseguró además, antes de aludir a las consecuencias de cualquier hostilidad, que "el Gobierno de España defiende los intereses de todas las empresas españolas que están actuando dentro y fuera de España".