Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Repsol somete este viernes a su junta de accionistas el pago de un dividendo complementario de 0,45 euros

Incorpora a dos mujeres a su consejo
Repsol someterá a su junta general de accionistas, que se celebra el próximo 19 de mayo, el pago de un dividendo complementario correspondiente al ejercicio 2016 de 0,45 euros brutos por acción, a través del programa 'dividendo flexible'.
Esto supone elevar un 28,5% el dividendo con respecto a la retribución a cuenta de unos 0,35 euros brutos por título abonada el pasado mes de enero y situar el dividendo total correspondiente al ejercicio 2016 en los 0,8 euros brutos por título, en línea con lo abonado el año anterior.
Asimismo, se propondrá a los accionistas mantener el programa de 'scrip dividend' en sustitución del dividendo a cuenta del ejercicio 2017, permitiendo a los accionistas decidir si prefieren recibir parte o la totalidad de su retribución en efectivo o en acciones liberadas de la compañía.
Además, la petrolera someterá a la junta el nombramiento como consejeros externos independientes de Maite Ballester Fornés, Isabel Torremocha Ferrezuelo y Mariano Marzo Carpio, en sustitución de Javier Echenique Landiríbar, María Isabel Gabarró Miquel y Henri Philippe Reichstul. Todos estos nombramientos serán vigentes por un periodo de cuatro años.
Maite Ballester Fornés, licenciada en Ciencias Políticas y Finanzas por el Boston College y MBA por la Universidad de Columbia (Estados Unidos), cuenta con una dilatada carrera profesional en el ámbito de las inversiones. Fue socia y consejera delegada en España de la compañía internacional de 'private equity' e infraestructuras 3i Group y ha formado parte de múltiples consejos de compañías como Everis, Grupo Lar o Global Energy Services. En la actualidad, es fundadora y 'managing partner' del fondo de 'private equity' Nexxus Iberia I.
Por su parte, Isabel Torremocha Ferrezuelo, licenciada en Ciencias Químicas por la Universidad Autónoma de Madrid y Curso de Especialización en Plásticos y Caucho por el CSIC, ha realizado programas de postgrado en el IESE, el Instituto de Empresa y el IMD Business School. Ha desarrollado gran parte de su carrera profesional en Accenture, en el ámbito de las telecomunicaciones, los medios y la alta tecnología.
Mientras, Mariano Marzo Carpio, licenciado en Geología en la Universidad de Barcelona, donde posteriormente obtuvo su doctorado en Ciencias Geológicas, es catedrático de Estratigrafía y profesor de Recursos Energéticos y Geología del Petróleo en la Facultad de Geología de dicha Universidad, desde donde ha desarrollado su carrera docente como investigador, académico, articulista y conferenciante.
Además, Marzo ha colaborado con empresas energéticas como ConocoPhillips, ExxonMobil, Hess, Norsk Hydro, Shell, Statoil y Total, y ha participado en diversos consejos asesores en materia energética del Gobierno de España y la Generalitat de Cataluña.
También se propondrá a los accionistas la reelección como consejeros de Rene Dahan, Manuel Manrique Cecilia y Luis Suárez de Lezo Mantilla, así como la ratificación del nombramiento por cooptación y reelección de Antonio Massanell Lavilla.
El grupo presidido por Antonio Brufau someterá a aprobación de la junta las cuentas anuales de 2016, en el que la compañía obtuvo el mayor beneficio neto de los últimos cuatro años, 1.736 millones de euros.
PWC, AUDITOR PARA LOS EJERCICIOS 2018, 2019 Y 2020
El consejo también someterá a los accionistas el nombramiento de PricewaterhouseCoopers como auditor de la compañía para los ejercicios 2018, 2019 y 2020.
Otro de los asuntos que se someterá a la aprobación de los accionistas es continuar con un sistema retributivo para el consejero delegado referenciado a la evolución de la cotización de la acción de Repsol frente a una muestra de cinco compañías internacionales comparables.
Además, siguiendo las recomendaciones del Código de Buen Gobierno y las mejores prácticas en la materia, se someterá a la aprobación de la junta la entrega de acciones a los consejeros ejecutivos como parte del pago de su retribución variable plurianual a largo plazo.