Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Repsol firma una alianza con Sonatrach y pone fin a los conflictos abiertos con la argelina

Repsol ha cerrado el conflicto que tenía abierto con la argelina Sonatrach con la firma de un acuerdo global que consolida la alianza en proyectos entre los dos grupos y pone fin a los frentes judiciales existentes.
En concreto, ambos grupos cerraron el pasado lunes un acuerdo que les permite "fructificar en su relación a través de operaciones de exploración conjuntas y de la resolución amistosa de las diferencias existentes entre ellas".
"Este acuerdo plasma el buen espíritu que caracteriza la relación entre las dos empresas y demuestra su firme voluntad de perdurar su alianza a largo plazo", según informaron ambas compañías.
De esta manera, la compañía presidida por Antonio Brufau cierra las disputas que tenía abiertas contra Sonatrach por la aplicación de las tasas por beneficios extraordinarios (TPE), un impuesto retroactivo que el Gobierno argelino introdujo en 2006, y que había llevado a la petrolera española a acudir a un tribunal de arbitraje internacional.
Este impuesto había sido llevado también ante los tribunales internacionales por otras grandes compañías extranjeras que operaban en el país africano, como Total.
En octubre del año pasado, un tribunal de arbitraje aceptó parcialmente la reclamación del consorcio encabezado por Repsol por este tema, aunque obligaba a pagar parte de las costas a la petrolera.
El escenario de bajo precios del petróleo y del gas de los últimos tiempos ha deteriorado la economía de Argelia, exportador en potencia de estas dos materias primas, lo que le ha llevado a plantearse sus relaciones con las compañías extranjeras que operan en el país.
Así, Sonatrach firmó también el pasado mes de abril un acuerdo con Total, en la misma línea de este con Repsol, con el que se cerraba las controversias entre ambas compañías y se impulsaba la colaboración en los proyectos conjuntos en el país.
PRESENCIA DE REPSOL EN ARGELIA.
La compañía dirigida por Josu Jon Imaz está presente desde 1973, a través del negocio de 'upstream' (exploración y producción), en Argelia, donde cuenta con ocho bloques, siendo socio en sus proyectos, de, además de Sonatrach, empresas como Total o DEA.
En concreto, la participación de Repsol en el país se centra el desarrollo del gran proyecto de gas de Reggane; el exploratorio de SE Illizi y el yacimiento de Tin Fouye Tabankorf; así como otros cuatro bloques de producción que se sumaron a la cartera de activos en mayo de 2015 con la compra de Talisman.