Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Renfe aplaza al lunes el consejo para adjudicar a Talgo el 'macropedido' del AVE

Renfe ha aplazado al próximo lunes, 28 de noviembre, la reunión del consejo de administración inicialmente convocada para este viernes en la que adjudicará formalmente a Talgo el contrato de suministro y mantenimiento de sus nuevos trenes AVE, la mayor compra de trenes de la historia de la operadora.
La compañía ferroviaria tenía convocado a su máximo órgano de gestión para las 10.00 horas de este viernes, pero ha trasladado la reunión al lunes, según informaron a Europa Press en fuentes del sector.
En esta reunión, el consejo de Renfe ratificará la elección de Talgo como suministrador de nuevos trenes AVE, una vez aclarada la confusión inicial surgida este martes en la apertura de las ofertas económicas de los cuatro fabricantes que optaban al contrato, según indicaron a Europa Press en fuentes conocedoras del proceso.
La compañía que preside Carlos Palacio se hace con el pedido al lograr la mejor nota en el aspecto técnico con su tren 'Avril', y la propuesta más económica para suministrarlo, que ha estimado en 137.768 euros por plaza y kilómetro recorrido.
Talgo confirmará la adjudicación del pedido, después de comprobarse que durante el acto público de apertura de ofertas se deslizó un error en la propuesta económica de CAF, que se cifró en 83.507 euros y, por tanto, se situaba como la mejor por delante de la del fabricante participado por la familia.
Según dichas fuentes conocedoras del proceso, la revisión de los datos de las ofertas técnicas confirman que la presentada por Talgo es la que logra la mejor puntuación.
La oferta económica es determinante para el fallo del concurso dado que puede conseguir hasta 65 puntos de un total de cien, frente a los 35 puntos reservados para la evaluación técnica.
El denominado 'contrato ferroviario del siglo' supone fabricar y suministrar a Renfe quince nuevos trenes AVE y un pedido adicional de quince trenes más que la compañía irá solicitando por lotes de cinco unidades en función de sus necesidades. También incluye el posterior mantenimiento de los vehículos.
Así, el pedido asciende a un importe máximo de unos 2.642 millones de euros en caso del suministro de los treinta trenes y que se contrate todo el plazo de mantenimiento (treinta años más diez de prórroga).