Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Renfe Mercancías tiene ya 210 adhesiones a su plan de bajas voluntarias, el 65% del total

Inicia en otoño un servicio entre el Puerto de Barcelona y Lyon
Renfe Mercancías ha recibido ya 210 solicitudes de trabajadores para acogerse al plan de bajas voluntarias abierto en la compañía durante todo este año, que con lo que ya tiene cubierto el 65% del total de 320 empleados a los que ba dirigido.
El programa de bajas forma parte del plan estratégico a 2019 que la filial de mercancías de la operadora lanzó a comienzos de año para redimensionarse y evitar su quiebra.
El director general de Renfe Mercancías, Aberlado Carrillo, indicó que se siguen recibiendo solicitudes de adhesión al plan de bajas. De los 210 trabajadores que ya se han sumado, o bien se ha acogido a la prejubilación o han sido recolocados en otros negocios de la compañía, tal como estaba previsto.
"La intención es reducir la plantilla de Renfe Mercancías en unas 320 personas a finales de año", disminuyendo así en un 24,6% la plantilla de 1.300 empleados con que contaba al comienzo de 2017.
El plan de saneamiento de esta filial de Renfe contempla además venta de locomotoras y vagones, y de su participación en empresas como Transfesa y Semat.
El objetivo es concluir 2017 con un equilibrio en las cuentas, para lograr en años sucesivos los que serían primeros beneficios de la historia de este negocio.
SERVICIO INTERNACIONAL.
El plan de 'rescate' de Renfe Mercancías contempla además medidas en el ámbito operativo y de negocio, entre ellas la internacionalización.
En este sentido, su director general ha anunciado que la compañía iniciará en otoño el servicio ferroviario internacional entre el Puerto de Barcelona y Lyon (Francia) por ancho internacional, tal y como avanzó el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, este martes en el Salón Internacional de la Logística y Manutención (SIL 2017), que se celebra en Fira de Barcelona.
En un encuentro con medios, Carrillo detalló que el servicio utilizaría el tramo de AVE transfronterido, entre Figueres y Perpignan, que incluye el túnel del Pertús.
En concreto, el tráfico se iniciará en la terminal intermodal de Monzón (Huesca), de donde el tren saldrá cargado con mercancía hasta el Puerto de Barcelona, donde cargaría otros contenedores para trasladarse hasta la ciudad francesa de Lyon.
"Con este nuevo tráfico pretendemos fomentar los tráficos internacionales y abrirnos a nuevos mercados", destacó Carrillo, que ha precisado que cerca del 60% de los planes para poner en marcha esta nueva conexión ya están cumplidos.