Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Redexis Gas eleva un 13% su beneficio neto en el primer trimestre, hasta 11,5 millones

Redexis Gas ha obtenido un beneficio neto de 11,5 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que representa un incremento del 12,9% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, informó la compañía.
La cifra de negocio de la gasista controlada por Goldman Sachs ascendió a 60,8 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que representa un incremento del 24,4% con respecto a los tres primeros meses de 2016.
Por su parte, el resultado bruto de explotación (Ebitda) de la compañía a cierre del primer trimestre se situó en 40,6 millones de euros, un 12,8% más.
En el periodo, Redexis Gas estableció 10.956 nuevos contratos, lo que supone un incremento del 60,4% comparado con el año anterior. Asimismo, registró un aumento del 12,7% en su número de puntos de suministro, alcanzando un total de 630.751 en diez comunidades autónomas, de los cuales 549.807 corresponden a puntos de distribución y 80.944 a GLP.
Mientras, las inversiones realizadas por el grupo en el primer trimestre de este año ascendieron a 31,7 millones de euros, un 11,2% más que en los tres primeros meses de 2016, dedicándose íntegramente al despliegue orgánico de infraestructuras.
A 31 de marzo, Redexis Gas contaba con un total de 9.509 kilómetros de infraestructuras propias para la prestación del servicio de gas canalizado, un 13,1% más. De estas redes, 1.622 kilómetros corresponden a transporte y 7.887 kilómetros a distribución.
PROCESO DE VENTA.
Goldman Sachs creó Redexis tras comprar en 2010 activos de Endesa por cerca de 800 millones. Tras ese momento, impuso una estrategia de crecimiento en la que ha invertido más de 1.500 millones en cinco años y que eleva el valor de la empresa por encima de los 2.000 millones de euros.
La entidad abrió el año pasado un proceso de venta de la compañía en busca de potenciales compradores entre fondos soberanos y fondos de inversión especializados en infraestructuras.