Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Realia, inmobiliaria de Carlos Slim, concluye su ampliación de 145 millones

Realia, la inmobiliaria controlada por Carlos Slim, ha concluido la ampliación de capital de 145 millones de euros que lanzó en diciembre para reforzar su balance y costear la reactivación de su negocio de construcción de viviendas.
La operación, en la que el empresario mexicano ha inyectado 43,5 millones de euros, se ha cerrado una vez que ha quedado inscrita en el Registro Mercantil, según informó la inmobiliaria a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
El cierre definitivo de la ampliación tendrá lugar cuando comiencen a cotizar en Bolsa las 184,05 millones de acciones que Realia ha emitido en el marco de la operación.
La compañía completó su ampliación de forma anticipada, dado que se cubrió en el periodo de suscripción preferente y no fue necesario abrir el periodo de asignación discreccional.
Además, de Slim, que tiene un 30,3% de Realia, FCC, grupo de construcción controlado también por el mexicano, aportó otro 53 millones a la ampliación de Realia en virtud de su participación del 36,8% en la empresa.
LEVANTAR VIVIENDAS Y RECORTAR DEUDA.
La inmobiliaria destinará los fondos levantados con la operación a reanudar su actividad residencial, uno de los pilares de la estrategia del magnate mexicano para relanzar la compañía, aprovechando la recuperación del sector y la cartera de casi dos millones de metros cuadrados de suelo con que cuenta la compañía.
No obstante, también pretende seguir optimizando su estructura financiera, pese a haber recortado ya un 20% su endeudamiento neto en el último año, hasta situarlo en 900 millones de euros.
En la actualidad, afronta la refinanciación del crédito sindicado de 678 millones de euros vinculado al negocio patrimonial, que supone el 75% del pasivo total y vence en abril de 2017.