Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy proclama ante Merkel que los acuerdos "se alcanzan y se cumplen" porque la UE no puede dar "bandazos"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha reclamado este miércoles el cumplimiento de los acuerdos alcanzados en el Consejo de Europeo del pasado mes de junio para avanzar en la integración europea y ha subrayado que es momento de estar "a la altura de las circunstancias" y no dar "bandazos" porque cualquier "señal de debilidad" pone "peligrosamente en riesgo" la credibilidad y la estabilidad europea.

Rajoy ha hecho esta solicitud durante su intervención en el Congreso del Partido Popular Europeo (PPE) que se celebra en Bucarest (Rumanía), un cónclave en el que se encontraba la canciller alemana, Angela Merkel, cuyo Gobierno no ha ocultado sus reservas a avanzar en la unión bancaria a la misma velocidad que demandan España e Italia.

"Los acuerdos se alcanzan y se cumplen. Somos una familia política seria, fiable y previsible, y no damos bandazos. Y no podemos permitir que nadie lo ponga en duda porque está en juego nuestra credibilidad, el futuro de la unión y de nuestros ciudadanos", ha afirmado rotundo Rajoy, un día antes del Consejo Europeo que comienza este jueves en Bruselas.

Presume de las medidas "en tiempo récord"

En su intervención ante el plenario, Rajoy ha presumido de las medidas que está tomando su Ejecutivo para sanear las cuentas públicas y modernizar la economía española. "Son reformas de gran alcance que se están haciendo en un tiempo récord y en una coyuntura económica muy difícil", ha dicho, para subrayar que están siendo reconocidas por los socios europeos, las instituciones europeas y los organismos internacionales.

Pero ese "esfuerzo" de España, ha proseguido, debe ir acompañado de "una acción coordinada" en el seno de la UE para "no tener problemas en el futuro". Según ha añadido, esa acción pasa por desarrollar los acuerdos de junio en materia de consolidación fiscal, la unión bancaria con un "supervisor único" y avanzar en el calendario de unión económica y monetaria.  

"Cualquier señal de debilidad, de desunión o de duda en torno a estos objetivos pone peligrosamente en riesgo no solo nuestra credibilidad sino nuestra estabilidad, y ya lo hemos visto", ha enfatizado Rajoy, minutos después de mantener un encuentro bilateral con la canciller alemana en el marco del congreso de los 'conservadores' europeos.

Rajoy, que ha repetido varias veces esta idea, ha indicado que una Europa "más unida, más fuerte y más solidaria" es la "única forma" de asegurar el bienestar y la prosperidad de sus naciones y sus ciudadanos. Y apelando al lema 'Mas Europa' que ha elegido el PPE para su cónclave, ha recalcado que eso es precisamente lo que hoy necesitan para salir de la "grave" crisis económica y de la "tormenta" que "amenaza" los logros alcanzados por los 27.

"Tener altura de miras"

El jefe del Ejecutivo ha explicado que en junio los líderes europeos decidieron optar por un proceso de integración y ha defendido la necesidad de que estén ahora "a la altura de las circunstancias" y "no flaqueen" ante ese compromiso, de forma que sigan "liderando la imparable integración" europea.

Por eso, ha insistido en que ahora hay que "cumplir con prontitud" los acuerdos alcanzados con el fin de garantizar que "a medio y largo plazo" la Unión Europea empiece a transitar por la senda de la recuperación, el crecimiento y la creación de empleo.  En su opinión, es el momento de la "solidaridad", de la "unidad" y de la "responsabilidad" de "todos" los que forman la Unión Europea.

Apela a la unidad ante los "desafíos" que intentan dividir

Asimismo, el presidente del Gobierno ha aprovechado su discurso para apelar a la unidad ante los "desafíos" que intentan "dividir" a Europa, un mensaje que algunos han interpretado en clave catalana en medio del debate soberanista abierto en esta comunidad con motivo de las elecciones del próximo 25 de noviembre.

"El gran relato que es el proyecto europeo nos enseña una gran lección a todos, que nuestros éxitos siempre han venido de la mano de una  mayor integración, que nuestra fortaleza es inseparable de nuestra unidad y que nuestros avances guardan relación directa con nuestra voluntad de hacer un frente común ante los desafíos que pretenden dividirnos", ha manifestado.