Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy dice que "vienen por delante buenos momentos" porque empiezan "a disiparse condicionamientos políticos"

Descarta modificar cotizaciones en el corto plazo y dice que la "única posibilidad" de bajar impuestos es que haya crecimiento y empleo
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha afirmado este martes que "vienen por delante buenos momentos aquí y en el conjunto de la UE", que registrará al menos tres años de crecimiento económico positivo, gracias a que "se empiezan a disipar algunos condicionamientos políticos que podrían existir", y ha indicado que lo que más le preocuparía sería un retroceso en las reformas ya aprobadas.
Durante su intervención en la clausura de la Asamblea Anual de Socios del Instituto de la Empresa Familiar (IEF), Rajoy ha destacado que los 28 países de la UE vayan a registrar crecimientos del PIB en el próximo trienio, un dato que "debe animar" para "seguir trabajando".
"Vamos en la buena dirección, la clave es que no nos equivoquemos", ha enfatizado Rajoy, quien ha indicado que el Gobierno continúa trabajando en la negociación con los grupos parlamentarios para poder aprobar el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE), tras haber superado la votación de enmiendas a la totalidad.
En este sentido, ha defendido que "aprobarlos es un ejercicio de responsabilidad por parte de todos", por lo que ha marcado la necesidad de centrarse "en culminar su aprobación, para lo cual no basta con 175" votos. "Sin duda, estamos ante un asunto muy importante. Será muy instructivo conocer las razones y los argumentos por los cuales algunos no querrán colaboran en la aprobación, a mí no se me alcanza ninguno", ha apostillado.
Rajoy ha recordado que el Gobierno ha elevado la previsión de crecimiento del 2,5% al 2,7% para este año, y ha recalcado que si no se revierten las reformas y se persevera en la consolidación fiscal, en el medio plazo los resultados "serán buenos".
En concreto, ha apuntado que la economía crecerá a una media del 2,5% hasta 2020, con 500.000 empleos más cada año y con una posición "próxima de equilibrio presupuestario" en 2020, tras salir del procedimiento de déficit excesivo ya en 2018.
COTIZACIONES E IMPUESTOS
Rajoy ha indicado que la reforma pendiente "más importante" es la relativa a las pensiones, que se discute ya en el Pacto de Toledo, y ha aclarado que en el "corto plazo" el Ejecutivo no tiene la intención de modificar la normativa en materia de cotizaciones sociales. "Sería muy positivo que hubiera consenso entre los partidos razonables en el tema de pensiones y cotizaciones", ha agregado.
Asimismo, ha afirmado que solo será posible bajar los impuestos con crecimiento económico y creación de empleo. "La única posibilidad que hay para bajar impuestos, algo que me gustaría, es que haya crecimiento y empleo", ha señalado.
EL IEF PROPONE 50 MEDIDAS Y PIDE REFORMAS "DE CALADO"
Por su parte, el presidente del instituto de la Empresa Familiar (IEF), Ignacio Osborne, ha reivindicado el papel protagonista de la empresa familiar en el desarrollo económico español de los últimos 25 años, y ha destacado que hay un tejido productivo "más sólido y un país mejor, más desarrollado y más justo".
Osborne ha recalcado que el IEF es un "referente internacional" y a lo largo de su primer cuarto de siglo ha aportado ideas, propuestas e iniciativas para favorecer el desarrollo y la creación de empleo y el progreso.
Según Osborne, España "empieza a superar la crisis" iniciada en 2008, por lo que cree que ha llegado el momento de acometer reformas de calado que hagan de España "un sitio mejor para vivir y para desarrollar la actividad empresarial".
Por ello, el IEF ha elaborado el estudio 'La Dimensión Empresarial como Factor de competitividad', en el que se plantean 50 propuestas para eliminar trabas al crecimiento empresarial, entre las que destacan una "decidida" apuesta por la formación dual y un Pacto de Estado por la Educación, una "profunda" simplificación y racionalización del marco regulatorio y normativo y someter de forma obligatoria a todos los entes públicos y administraciones a auditorías privadas.
Por su parte, el presidente de Deloitte, Fernando Ruiz, ha señalado que la empresa familiar es uno de los "grandes contribuidores" a la recuperación y ha destacado que España es un país "que no tiene nada que ver con el de hace cinco años", que presenta además buenas expectativas de crecimiento.
Ruiz ha valorado las reformas implementadas "con valentía" por el Gobierno de Mariano Rajoy, y ha insistido en la necesidad de profundizar en las reformas y en materia de Educación. No obstante, Ruiz ha advertido de la "gran incertidumbre" a nivel internacional por el surgimiento de movimientos populistas que "desestabilizan instituciones", a pesar de la "buena noticia" de la victoria del candidato socioliberal Emmanuel Macron en las elecciones en Francia.
De igual forma, Ruiz ha hecho hincapié en que la revolución tecnológica y digital va a generar paro, pero va a generar oportunidades en nuevos campos profesionales, para lo que ve necesario trabajar por la educación, al ser "la mejor forma de luchar contra la desigualdad".