Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy sobre la huelga general: "No ayuda en nada a España ni a su imagen"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado que la huelga general que los sindicatos han convocado para el próximo 14 de noviembre "no ayuda en nada a España", porque no resolverá los problemas económicos y perjudicará la imagen del país. Rajoy asegura que "francamente no sirve (...) es la segunda huelga general a un Gobierno que no lleva ni un año".

"Tienen derecho a convocarla, pero no puedo compartirlo, porque no ayuda nada a España. No ayuda a resolver a los problemas económicos y desde luego no ayuda para nada a la imagen de España", ha dicho Mariano Rajoy en rueda de prensa en el marco del Consejo Europeo.
Rajoy ha recordado que sería la segunda huelga general que se la hace a un Gobierno que "no lleva ni un año" al mando del país.
El jefe del Ejecutivo ha precisado que ahora se trata de caminar "todos juntos" hacia la recuperación económica y que, por el contrario, la huelga general "no va a servir para resolver los problemas de los ciudadanos".
El presidente del Gobierno ha afirmado que le preocupa que sus decisiones generen malestar social, pero ha insistido en que hay que tomarlas porque con ellas se sientan las bases de la recuperación económica. "Soy plenamente consciente de que estamos tomando decisiones que no gustan a mucha gente, pero lo hacemos porque hay que hacerlo", ha indicado.
Y es que esta misma mañana, el secretario de Comunicación de CC.OO., Fernando Lezcano, ha confirmado que el próximo 14 de noviembre tendrá lugar la primera huelga general ibérica, al coincidir el paro general de España con el convocado en Portugal.
Lezcano ha confiado en que el apoyo a la huelga será "masivo" y ha dicho que los sindicatos están cargados de razones para convocar el paro.