Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno limitará las operaciones en efectivo a 2.500 euros

Rajoy anuncia que el próximo Consejo de Ministros aprobará el plan contra el fraude 

Además, prevé multas del 25% del valor del pago hecho en efectivo 

El presidente elude hablar en la sesión de control sobre los últimos recortes anunciados

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha acudido a la primera sesión de control en el Congreso que se produce tras el anuncio del recorte de 10.000 millones en Educación y Sanidad. Pese a la expectación, el jefe del Ejecutivo ha eludido hablar sobre estos ajustes. En cambio, el presidente sí ha anunciado que este viernes el Consejo de Ministros aprobará el plan de lucha contra el fraude que incluirá medidas como la limitación del pago en efectivo de cantidades superiores a 2.500 euros.
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado que el plan de lucha contra el fraude fiscal que aprobará el viernes el Consejo de Ministros prohibirá el pago en efectivo en operaciones de más de 2.500 euros en las que al menos intervenga un empresario profesional.
Durante la sesión de control al Gobierno en el Pleno del Congreso de los Diputados y en respuesta a una pregunta sobre la amnistía fiscal formulada por el coordinador general de IU, Cayo Lara, el presidente del Gobierno ha avanzado que los que incumplan esta prohibición se enfrentarán a multas del 25% del importe del pago hecho en efectivo.
El Gobierno ya había avanzado que el plan de lucha contra el fraude incluiría limitaciones el uso de dinero efectivo en determinadas operaciones, aunque no había precisado hasta ahora donde se situaría el umbral (sí se habló en su momento de que éste podría ser de 1.000 euros para los autónomos).
Defiende la amnistía fiscal
Además, el presidente ha defendido la amnistía fiscal aprobada para "aflorar los activos no declarados" que harán "aumentar los ingresos a Hacienda".
Así, Rajoy ha explicado que "hemos subido algunos impuestos de manera justa y equitativa y no queríamos subir otros". Por eso, ha dicho, "hemos tomado esta medida que tendrá efecto en 2012".
En su turno de respuesta, Lara ha señalado que "esta no es la manera de combatir la situación de déficit" porque "la amnistía sigue siendo injusta, inútil e inconstitucional"."Es un efecto llamada a la insumisión fiscal", ha apuntado el diputado de IU.
A vueltas con la reforma laboral
Por su parte, el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha vuelto a formular al presidente una nueva pregunta sobre la reforma laboral y el diálogo social aunque ha hecho también referencia a los recortes de 10.000 millones anunciados.
Así, el secretario de los socialistas ha tildado la medida de "ocurrencia improvisada con gravísimas consecuencias". Por ello, ha reiterado que "hay líneas rojas que no vamos a traspasar", al tiempo que ha instado al Gobierno a "recuperar el consenso político, social e institucional que está roto".
En su respuesta, Rajoy ha asegurado que Rubalcaba "padece amnesia selectiva" porque "el PSOE aprobó una reforma laboral sin acuerdo". A renglón seguido, el jefe del Ejecutivo ha señalado que "está dispuesto a hablar con todos".