Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Puigdemont y Colau defienden el fortalecimiento de la UE frente al aislacionismo de Trump

Israel Ruiz (MIT) atribuye el Brexit y la victoria de Trump a un descontento ciudadano global
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, han abogado este viernes por fortalecer la UE con una mayor colaboración para afrontar los retos globales, al contrario que el discurso aislacionista del próximo presidente de Estados Unidos, Donald Trump.
En la inauguración de la Jornada de los Economistas 2016, con el lema 'Geopolítica y geoeconomía: un orden económico mundial cambiante', Puigdemont ha defendido un papel activo de Cataluña internacionalmente: "El mundo se mueve, los países se mueven, y si no se mueven, se mueren; o cambias o te cambian".
"Estamos afectados por lo que pasa en un mundo claramente globalizado, por eso en Cataluña no queremos quedar al margen", ha afirmado, apostando por aprovechar al máximo las oportunidades, poniendo el ejemplo de las exportaciones y la tecnología.
Colau ha defendido que ante resultados como el Brexit, el 'no' al acuerdo de paz en Colombia y la victoria de Trump, la respuesta no debe ser el repliegue, sino cambiar el status quo, que "da señales evidentes de estar en crisis y ha sido causa de la crisis", con la construcción de un nueva gobernanza global democrática que combine el crecimiento económico con la cohesión social, lo que ha considerado que pasa por más y mejor Europa, en un escenario en el que las ciudades deben tener un papel muy importante.
Ha defendido la cooperación y el trabajo en red y ha explicado que Barcelona tiene una tradición pionera en innovación, creatividad y colaboración entre administración, profesionales, empresas, universidades y sociedad, lo que ha permitido conseguir grandes hitos como los Juegos Olímpicos de 1992.
La presidenta de la Diputación de Barcelona, Mercè Conesa, ha reivindicado el empoderamiento ciudadano: "Si los ciudadanos no interiorizan los retos, no conseguiremos superarlos, hay que implicar a la micro, y no solo a la macro, para solucionar los problemas reales".
El vicepresidente ejecutivo y tesorero del Massachusetts Institute of Technology (Mit), Israel Ruiz, ha atribuido los resultados del Brexit y de las elecciones en Estados Unidos a un descontento ciudadano global, especialmente fuera de las grandes ciudades, porque los votantes "perciben que el sistema les está fallando".