Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Puerto de Vigo lamenta el "grave daño" que causa la huelga de la estiba

El presidente de la Autoridad Portuaria de Vigo, Enrique López Veiga, ha lamentado el "grave daño" que causa la huelga convocada por los trabajadores de la estiba, que en el caso de esta instalación también ha sido secundada por el 100% de los estibadores.
No obstante, el puerto descartó que se haya registrado "ninguna alteración más allá del ejercicio legítimo de la huelga".
Asimismo, López indicó que el plan de contingencias está "funcionando" y la situación está controlada en Vigo, donde en esta jornada se están atendiendo dos buques 'ro-ro' (de tráfico de camiones con carga). En concreto, el personal para durante las horas impares y trabaja en las horas pares, con rendimientos "hasta ahora normales".
López Veiga, que ha agradecido que los trabajadores estén teniendo "una conducta responsable", ha lamentado que la huelga haya seguido adelante, y ha apuntado que "no es un daño a la autoridad portuaria, eso es lo de menos, sino sobre todo a ciudades y puertos como el de Vigo, porque un día o dos se resienten pero no es mucho, pero el --calendario-- anunciado no es razonable".
En este sentido, ha puesto en relieve que "simplemente anunciar que va a haber un montón de días --de huelga-- hace daño" y tiene "sus consecuencias", a colación de lo que ha comentado que "la Constitución dice que el respeto de huelga se respeta, pero los servicios esenciales no se pueden ver amenazados, y la economía de un país no puede estar sujeta a la acción de un colectivo".
De esta manera, ha explicado que si las empresas no tienen la garantía de poder entrar en un puerto y descargar en un tiempo preciso, "escogen puertos alternativos". "Nosotros tenemos Portugal al lado, y por el Mediterráneo está Francia, Italia y Tánger Med, y un exceso de conflictividad e incertidumbre llega a producir desvíos de tráfico que luego es muy difícil recuperar", ha sellado.