Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Prosegur eleva un 11,8% su beneficio neto en el primer trimestre, hasta los 53 millones

Prosegur obtuvo un beneficio neto atribuido de 53 millones de euros en el primer trimestre, cifra un 11,8% superior a la del mismo periodo de 2016, ha informado este martes la compañía, que ha precisado que considerando los costes asociados a la salida a Bolsa de Prosegur Cash el beneficio consolidado alcanza los 40 millones de euros.
El resultado bruto de explotación (Ebitda) de Prosegur se incrementó un 19,9%, hasta los 134 millones de euros, mientras que el resultado neto de explotación (Ebit) mejoró un 21%, hasta los 102 millones de euros.
Teniendo en cuenta los costes asociados a la salida a Bolsa de Prosegur Cash, el Ebitda se situó en 130 millones de euros y el Ebit alcanzó los 98 millones de euros.
Entre enero y marzo, las ventas de Prosegur avanzaron un 19%, hasta los 1.067 millones de euros, con un crecimiento orgánico de sus tres líneas de negocio del 12,5%, favorecido a su vez por los tipos de cambio.
Las ventas de Prosegur Seguridad, unidad de negocio de vigilancia y tecnología, crecieron un 13% en el primer trimestre, hasta los 418 millones de euros, sin considerar el negocio de Brasil. Incluyéndolo, las ventas de esta unidad de negocio ascendieron a 519 millones de euros, con un avance del 14,2% respecto al mismo periodo de 2016.
Por su parte, la facturación de Prosegur Alarmas, división de alarmas residenciales y para negocios, se incrementó un 20% entre enero y marzo, hasta los 61 millones de euros, mientras que las ventas de Prosegur Cash, división de logística de valores y gestión de efectivo, crecieron un 25%, hasta los 487 millones de euros.
Durante el primer trimestre Prosegur redujo su deuda financiera neta en 695 millones de euros gracias a los ingresos generados por la salida a Bolsa de Prosegur Cash. De esta forma, la deuda financiera neta de la compañía se situó en una cifra negativa de 17 millones de euros a cierre de marzo.