Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pensiones, desempleo y la deuda suponen más de la mitad del gasto en los PGE

Las pensiones, el desempleo y el pago de los intereses de la deuda pública 'se comen' más de la mitad del gasto presupuestario previsto para el año 2015, según consta en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el próximo ejercicio. El proyecto de Ley presentado por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, recoge un aumento del 0'25% en 2015 de las pensiones contributivas, el mínimo previsto en la última reforma del Gobierno. Las cuentas reflejan un aumento de las cotizaciones sociales del 6'85 y la congelación del presupuesto de la Casa del Rey. Para el año 2015 el Gobierno recorta en un 15% el gasto en prestaciones de desempleo. El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas ha enviado al presidente del Congreso, Jesús Posada, el proyecto por vía electrónica por primera vez, y ha dado así el pistoletazo de salida a la tramitación de las cuentas del próximo ejercicio.

En concreto, estas tres partidas suman un total de 192.448 millones de euros, lo que representa el 55,33% del gasto total contemplado en los Presupuestos, que asciende a 347.839 millones de euros, un 1,5% menos que en 2014.
El gasto en pensiones, prestaciones por desempleo e intereses de la deuda, las partidas más cuantiosas junto con las transferencias a las administraciones públicas, bajará no obstante un 0,69% (1.353 millones menos) en comparación con 2014.
El mayor gasto del presupuesto corresponde a las pensiones, que se llevan 131.658,93 millones de euros, lo que represnta un crecimiento del 3,3% respecto al año anterior y el 37,9% del gasto total. El Gobierno prevé subir las pensiones un 0,25% en 2015.
El gasto en pensiones se ha visto incrementado en un 34,3% desde el inicio de la crisis, desde los 98.011 millones de euros que suponía en el Presupuesto de 2008.
Por su parte, la partida de desempleo cuenta con una asignación de 25.300 millones de euros, un 14,9% menos que en 2014 y el 7,3% del total. El gasto previsto en esta partida para 2015 es no obstante un 60,36% superior al contabilizado en los Presupuestos de 2008, de 15.777 millones de euros.
En cuanto a la deuda pública, los intereses se reducirán un 5,2%, hasta los 35.490 millones, lo que representa el 10,2% del gasto total. Esta cifra es, no obstante, más del doble de la que suponían los intereses de la deuda en 2008 (15.265 millones), cuando la deuda pública no representaba más del 34,3% del PIB.
Las pensiones crecen un 0'25%
Los PGE contemplan un aumento de las pensiones del 0'25% para el próximo año. Con esta revalorización, en línea con la del pasado año, y teniendo en cuenta también la previsión de incremento del número de pensionistas y la variación de la pensión media, el Gobierno prevé un gasto de prestaciones contributivas de 115.669,23 millones de euros, un 3,2% más.
Sumando prestaciones contributivas y no contributivas y clases pasivas, el gasto a destinar por la Seguridad Social será de 131.658,93 millones de euros, lo que supone un incremento del 3,3% respecto a 2014.
El presupuesto de la Casa del Rey, congelado
El presupuesto de la Casa del Rey para el año 2015 se congelará con respecto a este año y se quedará en 7,78 millones de euros, según el proyecto presentado por el Gobierno.   
El próximo año será el primer ejercicio fiscal que discurrirá íntegramente bajo el reinado de Felipe VI.
Reducción de las prestaciones por desempleo
El Gobierno destinará un total de 25.002,4 millones de euros al pago de prestaciones por desempleo el próximo año, lo que representa un 15% menos en comparación con el presupuesto de 2014, cuando se asignó a esta partida algo más de 29.400 millones de euros.
El Ejecutivo explica que el gasto en prestaciones por desempleo "empieza a experimentar el efecto positivo" de las medidas adoptadas por el Gobierno en materia laboral, lo que tendrá su reflejo en la tasa de paro, que cerrará el año próximo en el 22,9%, casi dos puntos por debajo de la tasa prevista para este ejercicio.
Aumenta el ingreso por cotizaciones sociales
Según el proyecto la Seguridad Social ingresará por cotizaciones sociales un total de 109.833,3 millones de euros en 2015, un 6,8% más que lo presupuestado inicialmente en 2014.
Este montante permitirá a la Seguridad Social financiar el 80,7% de su presupuesto total, según asegura el Gobierno, que explica el repunte de los ingresos por cotizaciones en la evolución positiva de la afiliación al Régimen General y al de Autónomos y en el comportamiento "más favorable" de la remuneración media de asalariados y del empleo previsto para 2015.
De hecho, el Ejecutivo calcula que en 2015 la Seguridad Social ingresará 101.868,8 millones de euros en cotizaciones de empresas y trabajadores ocupados, un 8,6% más que en 2014, mientras que percibirá 159,08 millones por cuotas correspondientes a la prestación de cese de actividad de los autónomos, un 5,9% más. Por cotizaciones de desempleados, se recaudarán 7.805,4 millones de euros, un 12,3% menos que en 2014.
El Gobierno proyecta para 2015 un déficit en la Seguridad Social del 0,6% del PIB, por lo que las líneas de actuación que presidirán el presupuesto del sistema "perseverarán en la austeridad y la eficiencia del gasto".
Tras las cotizaciones sociales, las aportaciones del Estado son las que más contribuyen a la financiación de la Seguridad Social. El Gobierno estima que las aportaciones estatales alcanzarán en 2015 los 13.073,65 millones de euros, un 0,6% más, la mayor parte para financiar los complementos a mínimos.
Dotaciones para educación
Los presupuestos contemplan un aumento en las dotaciones de destinadas a la política de Educación de un 4,5% con respecto a 2014, con una partida de becas y ayudas al estudio que se "consolida" con 1.470 millones de euros.
La política de Educación contará de este modo con una dotación presupuestaria de 2.273 millones, un 4,5% más, y girará, según el Ejecutivo, en torno a dos orientaciones presupuestarias: la mejora de la calidad de la educación y la garantía de la igualdad de oportunidades.
Ascenso de las inversiones en todas las autonomías
Las inversiones del Estado subirán en todas las comunidades autónomas en 2015 respecto al pasado ejercicio, con Baleares, Murcia y La Rioja como las autonomías en las que el Estado más aumentará sus inversiones.
El Estado distribuirá en 2015 un total de 13.103,36 millones de euros entre las 17 comunidades autónomas y Ceuta y Melilla. Esta cifra supone un incremento del 8,38 por ciento respecto a los 12.090,63 millones que se aprobaron finalmente en la tramitación parlamentaria de las cuentas públicas de 2014.
Aumenta la inversión en infraestructuras
La inversión en infraestructuras se anotará en 2015 su primer aumento desde el inicio de la crisis, dado que crecerá un 31,9% y sumará 11.490 millones de euros.
De la inversión total, 6.141 millones de euros provendrán de los presupuestos del Ministerio de Fomento y del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, y los 5.349 millones restantes de los presupuestos de las distintas sociedades públicas dependientes de estos departamentos, como son Adif, Aena, Seittsa o las sociedades de agua.
Asimismo, el ferrocarril copará más de la tercera parte (el 35,9%) del total de inversión prevista el próximo año para infraestructuras de transporte y medioambientales, dado que sumará un total de 4.127 millones de euros, un 12,7% más que un año antes.
Presupuesto consolidado de gastos
El presupuesto consolidado de gastos ascenderá en 2015 a 440.074,74 millones de euros, un 4% más. Los PGE recogen unas operaciones no financieras de 315.503,50 millones de euros, el 71,7% de todo el presupuesto consolidado y un 0,4% más.
Las transferencias corrientes, por su parte, es el capítulo con mayor dotación, con un importe de 231.599,76 millones de euros, lo que representa el 52,6% del total de presupuesto consolidado, y un 0,2% más que este año.
Por su parte, los gastos de personal ascenderán a 21.597,99 millones de euros, lo que supone un incremento del 1,2% respecto a los Presupuestos de 2014, y los gastos en bienes y servicios suman 7.858,57 millones, un 3,1% más. En cambio, los gastos financieros, por un importe de 35.560,08 millones de euros, caen un 3%.
El fondo de contingencia y otros imprevistos se situarán en los 2.616,20 millones de euros, un 1,9% menos, mientras que las inversiones reales, con un presupuesto de 4.953,54 millones, experimentan un incremento del 4,8%, después de los descensos de los últimos años.
Entrega de los presupuestos vía electrónica
Como es habitual, el ministro de Hacienda ha posado ante los fotógrafos en el Patio de Floridablanca de la Cámara Baja acompañado por sus tres secretarios de Estado: de Presupuestos, Marta Fernández Currás; de Hacienda, Miguel Ferre; y de Administraciones Públicas, Antonio Beteta.
Esta vez, sin embargo, Montoro no ha posado con ninguno de los elementos del presupuesto, cosa que sí ha hecho tras entregar al presidente del Congreso el 'pen drive' y los tomos que recogen el detalle de las cuentas públicas en la sala de pasos perdidos.
Además, como novedad, el ministro ha utilizado una tableta electrónica para, a golpe de dedo índice, enviar por vía electrónica el archivo de 141 Mb que contiene las cuentas del año próximo a un monitor táctil, a través del cual Posada ha podido acceder a la portada del libro amarillo que, no obstante, no estará colgado en la web de Hacienda junto con el resto de los tomos hasta las 11.00 horas. "Cada vez tenemos más avanzada tecnología", ha comentado el presidente de la Cámara.