Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Portugal designará al nuevo presidente de Caixa Geral de Depósitos esta semana

El primer ministro de Portugal, Antonio Costa, anunciará está semana al nuevo presidente del banco estatal luso Caixa Geral De Depósitos (CGD), tras la dimisión de Antonio Domingues una vez que el Parlamento aprobó una propuesta que obliga a los administradores de CGD a presentar su declaración de la renta y patrimonio al Tribunal Constitucional.
La decisión de la cámara portuguesa también provocó la dimisión de otros seis miembros del consejo de administración, entre los que se encuentra el español Ángel Corcóstegui, quien fue consejero delegado de Banco Santander Central Hispano entre 1999 y 2002, según informó la entidad a la CNMV de Portugal.
En declaraciones a la prensa lusa, Costa aseguró que durante esta semana el Ejecutivo presentará un nombre para presidir el banco público, la principal entidad del país, aunque no valoró a los posibles sustitutos de Domingues.
Entre los nombres que maneja el Ejecutivo, se encuentran el exministro de Salud Paulo Macedo, el expresidente de la CNMV de Portugal, Carlos Tavares y el actual presidente del Banco Comercial Português, Nuno Amado, según asegura el diario 'Jornal do Negocios'.
Respecto a la recapitalización de la entidad, que acordó con Bruselas un saneamiento por valor de 4.600 millones, Costa afirmó que lo "esencial" en Caixa Geral "ya está hecho" y precisó que este proceso es "absolutamente independiente" de la decisión del consejo de administración.
En este sentido, el vicepresidente de la Comisión Europea para el Euro, Valdis Dombrovskis, subrayó que es "importante" que la nueva dirección del banco continúe con el acuerdo alcanzado con el Ejecutivo comunitario.
"En cuanto al fondo de nuestro acuerdo, diría que sigue en vigor y, por supuesto, es importante que las autoridades portuguesas y la nueva dirección de Caixa Geral continúen con el proceso", indicó.