Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La troika concede un año extra a Portugal para cumplir el objetivo de déficit

Portugal propone un 'enorme' aumento de impuestos para bajar el déficitEFE

Los acreedores internacionales de Portugal, que incluyen a la Comisión Europea (CE), el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) han aceptado conceder al país luso un año extra para que pueda cumplir el objetivo de déficit del 2,5% del PIB en 2015 en vez de en 2014 como estaba previsto.

El ministro de Finanzas portugués, Vitor Gaspar, anunció en rueda de prensa que, de este modo, el objetivo de déficit para el país luso pasa a ser del 5,5% del PIB este año, en vez del 4,5% previsto originalmente, y del 4% en 2014, cuando el plan inicial contemplaba un desequilibrio del 2,5%.
La decisión de la troika de prorrogar el plazo concedido a Portugal se explica por el agravamiento de las condiciones del entorno económico, que ha llevado a revisar drásticamente a la baja las expectativas de crecimiento del país luso, que espera registrar una contracción del PIB del 2,3% este año, más del doble del 1% manejado en los pronósticos originales del Ejecutivo de Passos Coelho.
El año pasado, el PIB de Portugal disminuyó un 3,2%, después de caer un 1,6% en 2011, por lo que este año será el tercer ejercicio consecutivo en recesión, aunque las nuevas previsiones del Gobierno portugués apuntan a que la economía lusa crecerá un 0,6% en 2014 y un 1,5% en 2015.
Por otro lado, las nuevas previsiones de la troika y el Gobierno portugués apuntan también a un incremento de la deuda pública de Portugal, que alcanzaría un máximo del 123,7% del PIB en 2014, por encima del anterior 122,3% del PIB.
Asimismo, el ministro admitió que el mercado laboral luso continuará destruyendo empleo y llegará al 18,5% en 2014, mientras que en 2015 bajará al 18,1% y será del 17,5% en 2016.