Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Popular abre la semana con caídas superiores al 10% en Bolsa

Las acciones de Banco Popular han iniciado la sesión de este lunes cediendo más de un 10% ante la incertidumbre que despierta en el mercado el futuro de la entidad, cuya capitalización bursátil se sitúa ligeramente por encima de los 1.500 millones de euros.
A pocas horas del comienzo de la sesión los títulos del banco presidido por Emilio Saracho se intercambiaban en la Bolsa de Madrid en el entorno de los 0,36 euros, lo que implica una depreciación superior al 12% desde el cierre del pasado viernes.
De hecho, en las ultimas cuatro sesiones celebradas en el parqué madrileño, las acciones de Popular han perdido el 44% de su valor a pesar de que el Gobierno haya expresado su "absoluta" tranquilidad ante cualquier eventualidad relacionada con la entidad.
La capitalización bursátil de Banco Popular ha caído hasta los 1.500 millones de euros, desde los 2.700 millones del cierre del martes pasado después de haber registrado sendos retrocesos del 6,31%, 17,9% y 17,4% en las tres últimas sesiones de la semana pasada.
En los últimos doce meses, el descenso se extiende hasta el 77% aunque el presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Sebastián Albella, aseguró el pasado jueves que el supervisor de mercados no suspendería, por el momento, la cotización del valor al señalar que hay que dejar "seguir funcionando" al mercado.
REUNIÓN CON EL BCE
En este contexto, Emilio Saracho, junto a su consejero delegado, Ignacio Sánchez-Asiaín, celebrarán este martes un reunión con representantes del BCE en la que abordarán la delicada situación de la entidad y solicitarán al supervisor bancario que les ofrezca su visión sobre el proceso de venta o la posible ampliación de capital, informaron a Europa Press fuentes del mercado.
A pesar de tener un carácter ordinario, la volatilidad bursátil experimentada por el valor y los rumores acerca de una posible resolución marcarán un encuentro que se produce mientras el organismo presidido por Mario Draghi está realizando una inspección, también de carácter rutinario, a la entidad.